LEYENDO

Púas Pulsan: Sonidos nuevos de viejos conocidos

Púas Pulsan: Sonidos nuevos de viejos conocidos

De las mentes creativas de cuatro grandes personajes, nace uno de los proyectos de música experimental más interesantes del último tiempo. Foex, Gen, MGS y BeatGuerrero dan forma a Púas Pulsan, una banda que conjuga lo mejor de la larga trayectoria que posee cada integrante. Música compleja y sin prejuicios, que remece la escena nacional a punta de introspección.

***

Foex abre la puerta e invita a pasar y ponerse cómodo. Adentro, Gen y MGS esperan en la habitación que las hace de estudio de grabación y sala de ensayo. El anfitrión entra con copas de vino y procede a llenar las de sus compañeros, esperando al cuarto de éstos que llegaría en cualquier momento. “El Aldo (BeatGuerrero) va a llegar más rato, todavía no sale de la pega”, comenta, haciendo referencia al integrante faltante de este nuevo proyecto que los mantiene ocupados hoy por hoy, y al que siguen afinando detalles.

Se trata de una nueva banda, llamada Púas Pulsan, que reúne a estos cuatro gigantes del hip hop underground de nuestro país. “El proyecto en sí, los cuatro, tiene poco tiempo”, acota Foex, dejando en claro que la formación de Púas Pulsan quedó establecida hace no mucho tiempo.

Todo comenzó con las ganas de hacer música que sentían MGS y BeatGuerrero -dos músicos viñamarinos- tras el final de Los Nadieh, una banda oriunda de la quinta región que unía a ambos artistas. “Con Aldo seguimos embalados después de Los Nadieh y seguimos creando. Hicimos como 7 u 8 temas, se los mostramos al Nico (Foex) y los empezamos a grabar”, recuerda MGS sobre los días en que la nueva banda iba tomando forma.

El paso siguiente fue invitar a Gen para acompañar en las rimas, aportando experiencia y estilo al proyecto. “El Gen escuchó los temas, le gustaron, y se subió al carro con nosotros”, explica el viñamarino. Con la llegada del MC a la banda, se gestó otra nueva incorporación: Foex. “Como el Gen ya estaba invitado a Púas Pulsan y yo estaba trabajando en la parte del sonido de la banda, todo terminó en que nos juntáramos y que tiráramos toda la energía a un solo proyecto”, comenta el productor, recordando también el proceso en el que él y BeatGuerrero se acoplaban como productores, a la vez que Gen y MGS lo hacían como MC’s.

Aunque todo esto parece haber tomado forma mediante un proceso corto y rápido, lo cierto es que –como apunta Foex- “todo esto tiene una prehistoria”.

FDA: LA BASE DEL PUENTE

“Recién nos acordábamos que el primer tema que hicimos con FDA, fue con un sample de Inti Illimani. El Gen se acaba de enterar”, dice Foex entre risas, haciendo alusión a la música que suena en la habitación. Y son precisamente los recuerdos los que se vuelven protagonistas al hablar de la banda que los vio nacer en la música y que se levanta como primer pilar de este nuevo proyecto.

Fue en la segunda mitad de los noventa, cuando Freddy Olguín (Gen) y Enzo Miranda (Koala Contreras) comenzaban una de las agrupaciones que marcarían el hip hop nacional. Con Nicolás Carrasco (Foex) en los controles, Fe por un Destino Anunciado –o en sigla, FDA– comenzaba su amplio recorrido por los escenarios underground de la capital. Ajenos a la corriente que por ese entonces explotaba comercialmente al género, FDA lanzó su disco debut, «Subdemo» (2001, Potoco Discos), levantando las bases de lo que sería su música: rimas elaboradas y con una carga introspectiva, conjugadas con beats complejos que mezclaban el bombo y caja con ritmos tan disímiles como el jazz y el bossa nova. Rap del otro, lo denominaron ellos.

Después del debut (que incluyó a DJ Dacel y Pato Dus en las filas de la banda) vino el segundo disco, «Homónimo» (2004, Dilema Industria), un trabajo distinto al primero que trajo diversas respuestas del público. Pero antes de ese largaduración, algunos integrantes de FDA se habían comenzado a desarrollar paralelamente. Por un lado estaba Foex, quien tomando influencias de la veta electrónica que comenzaba a llegar al hip hop, dio forma a su disco solista, «Cuarto Precario» (2008, Independiente), dando rienda suelta a su experimentación.

Gen, por su parte, también materializó sus intereses a través de un disco en solitario. Con la ayuda de Carrasco en las instrumentales, el MC tomó las letras que había dejado fuera de FDA por ser muy personales y les dio un nuevo giro. Así nació Manuscritos Perdidos (2003, Dilema Industria), el primero de los tres discos solistas con los que cuenta Olguín hasta la fecha.

Con FDA como base y los trabajos solistas como estandarte, Foex y Gen llegan a este nuevo episodio acompañados de dos personajes más, que conforman la otra parte de Púas Pulsan.

RAP MARÍTIMO

Mientras el colectivo FDA mostraba sus armas en el hip hop capitalino, a unos 112 kilómetros de distancia, una banda llamada Mística Central hacía lo mismo en Viña del Mar. Con BeatGuerrero (Aldo Guerrero) en sus filas, los viñamarinos fueron parte importante del hip hop de la región. Un recurrente colaborador de la banda era MGS (Miguel Ríos). “Colaboré en
el año 96 o 98 con el álbum de Mística, en dos temas”, recuerda el cantante.

Sin embargo, una vez disuelto el grupo y continuada la vida, se produjo un curioso encuentro: ya asentados en Santiago, Guerrero y Ríos se encontraron un día casualmente en el metro, lo que los motivó a emprender un nuevo desafío. “Conversamos y quedamos en hacer temas nuevos, empezar de una vez; porque sabíamos que teníamos rumbos muy parecidos” acota Ríos. Entonces, con la ayuda de Flor Negra y Shinoe –dos músicos residentes en Viña del Mar-, comenzaron a crear a distancia lo que sería su nuevo grupo: Los Nadieh.

Concentrados en crear música nueva, el cuarteto dio a luz a su único disco, «Desde el último lugar» (2010, Potoco Discos), bajo la producción y alero del sello de Foex. Y justamente es este vínculo uno de los más importantes, ya que unió más a los músicos a la escuela de Carrasco y compañía, dándole un giro más experimental aún a su música más emparejada con el hip hop.

A pesar de la salida de este álbum, la carrera de Los Nadieh se vio estancada. “La distancia es el olvido”, bromea Foex, refiriéndose a la distancia como principal factor del fin del proyecto, a pesar de que MGS lo ve como un stand by. Pero, a fin de cuentas, este término –o receso- sirvió para dar cimiento al nuevo proyecto.

SIGA EL ARTE

Sea como sea, Guerrero y Ríos se veían otra vez solos y con las ganas de hacer música. Ya sin sus compañeros viñamarinos, grabaron canciones que cayeron una vez más en las manos de Foex para ser producidas. Con Gen invitado como segundo MC a la banda, decidieron formarse como un cuarteto para seguir con esta nueva faceta. “Ya estaban la mitad de los temas listos, el Gen ya estaba invitado, yo ya había hecho un par de bases también, con el Aldo nos habíamos puesto a hacer música y funcionaba, entonces como que todo fue creciendo”, recuerda Foex.

Tras consolidarse como banda y pasar por un proceso de acople en sus partes, los -desde ese entonces- Púas Pulsan, dieron el siguiente paso: comenzar a crear temas en conjunto. “Empezamos a componer en conjunto, ya más como banda. Al principio algunas bases eran del Aldo, pero después empezamos a componer juntos. De ahí tratamos que el Miguel con el Gen se fusionaran más también, como para darle más la onda de una banda. Y resulto. Ahora con los últimos temas que hicimos, se puede sostener eso”, asegura Carrasco.

Y así fue. Poco a poco fueron saliendo canciones que, casi sin planteárselo, dieron forma al álbum debut de la banda- que estrenarán el próximo 30 de septiembre en el Festival Potoco Discos. De esas canciones, dos ya han sido dadas a conocer por la banda (‘El arte siga’ y ‘Asztronauta’), en un afán de anticipar lo que se viene.

-¿Cómo definirían el sonido de la banda a partir de ambos temas?

-Foex: Es siempre hip hop, pero cada vez con menos juicios. Son como las cosas que nos suenen. Cuando nos suena, nos tira energía la hueá y la hacemos. Le ponemos psicodelia igual, porque es como bien volado. En verdad siempre nos hemos destacado por hacer un hip hop más alternativo, pero Púas Pulsan es más extremista en ese sentido. No hay juicios en mezclar las cosas, lo importante es que suene bien, que sea como la misma energía. Al final igual es como lo mismo, pero que lo vamos transformando cada vez más.

En efecto, el par de canciones que la banda adelantó dejaron demostrado que este nuevo proyecto es un paso más adelante. Sonidos espaciales, con beats complejos y samples dorados, acompañados de letras introspectivas e inteligentes, hacen pensar que lo de Púas Pulsan sigue la escuela de sus cultores, pero en un nivel más avanzado. Completamente sin tapujos. Esto ya no es hip hop, es simplemente música.

Más allá de eso, el tema que más motiva a la banda son las presentaciones en vivo. Tras debutar el 8 de septiembre en el Club Santería, los miembros de Púas Pulsan ven el futuro con ansias de presentarse en directo. “Ya tenemos hartos ensayos y estamos preparados. Como que en verdad la etapa laboratorio ya pasó, ahora la cosa es salir a la cancha a tocar”, se plantea Foex.

Y es el mismo futuro el que de seguro espera con ansías a la banda. “Esto es como una pichanga y la conocemos tanto, que estamos jugando cada vez mejor”, dice Foex, haciendo alusión a la extensa prehistoria de la banda y el tiempo que llevan en esto. Tiempo que, de seguro, servirá de base a la agrupación para lograr juntar lo mejor de sus cuatro secuaces.


Periodista. Director de Melómanos Magazine (@ignaciosilvva).

TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario