Miss Garrison: Atando cabos sueltos

El tiempo no ha pasado en vano para Miss Garrison; en sólo cinco años debutaron, se radicaron en España, volvieron, lanzaron dos discos y ya trabajan en otro. Esta es la historia de un grupo reinventado, que vive en la constante búsqueda de unir correctamente todos los puntos de su panorama.

***

Nada se supo de ellos por estos lados durante todo un año. Parecían haber desaparecido, pero lo cierto es que estaban muy lejos de acá, comenzando un nuevo proceso que en un principio parecía ser para largo. España era el lugar que albergaba la nueva etapa de Miss Garrison; un periodo que comenzó poco tiempo después del show de lanzamiento de «Tire y Empuje» (2009), su disco debut, cuando Matías López -guitarrista original del grupo- emigró a ese país por motivos laborales.

“Nuestro guitarrista se fue a trabajar en publicidad. Justo yo había terminado la U, entonces quería viajar y estudiar en otro lado. Averigüé unos cursos de producción de música electrónica y el Tomás (Rivera, bajista) también decidió irse”, recuerda ahora Francisca Straube, baterista y vocalista del grupo. Ella junto a Tomás partieron a Barcelona en abril del 2011 -un año después que su compañero, radicado en Madrid-, con el objetivo de estudiar, insertarse en el circuito de bandas locales y grabar lo que sería su segunda placa de estudio.

“Nos fue bien, tocamos en muchos lados. Llegamos sin saber nada y terminamos teniendo hartos shows e incluso siendo parte de un circuito. De hecho, algunas de nuestras tocatas en Barcelona se llenaron”, analiza Straube. Además de los en vivo, el grupo se concentró en registrar nuevo material; aunque dadas las condiciones, el proceso tuvo mucho de particular.

DEAAB: JUNTANDO LA DISTANCIA

A pesar de que la idea inicial era radicarse en Europa, el trío se vio obligado a cambiar el plan a sólo meses de haber llegado. Esto, claro, los llevó a adelantar uno de los planes que los motivó a reunirse fuera de Chile: Grabar un nuevo disco.

“Fue a último minuto. Onda, cuando nos quedaban como dos meses para venirnos nos dimos cuenta que teníamos que armarlo”, recuerda Rivera. “Lo grabamos nosotros, eso es lo principal. Fue todo por nuestra cuenta, porque además habíamos llegado a un país y empezamos desde cero, aperrando, llevando los instrumentos con carros de supermercado; fue una experiencia. Por eso yo creo que el disco tiene como una cuestión dispersa, no sé. Es súper distinto al otro. Es casi como otra banda”, complementa la baterista.

En efecto, las canciones que el grupo fue registrando en España sonaban muy distinto a lo que había sido «Tire y Empuje». El desenfreno punk que les valió comparaciones con bandas como Yeah Yeah Yeahs y The Rapture había dado paso a un sonido más maduro y contemplativo, donde las capas de sintetizadores tomaron más relevancias y las letras apuntaron a tópicos más complejos. Era evidente: Miss Garrison, la muñeca sexual de plástico que protagonizaba la placa debut de la banda, había muerto. No existía otro diagnóstico.

-Uno de los aspectos que más llama la atención de «DeAaB» es que es muy diferente al primer disco. Una de las cosas en que se nota más el cambio es el concepto. ¿Cómo ven ese aspecto en este álbum?

-Fran: A lo mejor no tiene un concepto tan definido como el primero, donde todas las letras hablaban de la sociedad del plástico, el sexo y cosas así. El sonido de ése también era mucho más visceral y está grabado más como sonaba en vivo. «DeAaB» fue distinto porque tuvimos que irnos a España y aunque todos estábamos allá, vivíamos por separado y teníamos que grabar y componer a distancia. Entonces, se perdió el concepto. Miss Garrison ya no era la muñeca de plástico.

-Tomás: En cuanto al sonido, muchos nos comentaban que no se entendía lo que decía la Fran, entonces tratamos de limpiar las voces para que sean un poco más protagonistas de lo que era normal para nosotros.

-Fran: También es obvio que uno va teniendo influencias nuevas, va creciendo musicalmente y de corazón te van saliendo otras cosas. Así se dio. Bueno, también tiene el concepto de los puntos porque vivimos una etapa -y la seguimos viviendo- un poco más por separado. Por eso se llama «DeAaB», porque es como de un punto a otro. Por lo mismo es un poco más melancólico también, por la situación en la que estábamos. Como que cambió no más, naturalmente, porque uno va creciendo.

Lo cierto es que al finalizar el año en España, el álbum no alcanzó a estar listo y se vieron obligados a terminarlo de vuelta en Chile. Ante la ausencia de Matías López, que se quedó viviendo en el viejo continente, reclutaron al guitarrista Rodrigo de la Rivera (Banda Marchante, Fármacos), un antiguo colaborador que ayudó a dar los últimos toques al trabajo.

Finalmente, «DeAaB» fue estrenado a fines del 2012, aunque su lanzamiento definitivo tuvo lugar en abril pasado cuando brindaron un especial concierto y -gracias a la iniciativa de una conocida marca de zapatillas- editaron las primeras copias físicas del álbum.

-¿El show de lanzamiento del segundo disco marcó, de alguna manera el nuevo proceso?

-Fran: Sí, porque harta gente se enteró y, como más encima era para todo público, fueron hartos menores de edad. Eso es lo que queremos; que la gente lo conozca, porque todavía estamos como medio ocultos. Queremos presentarlo y que se enteren que estamos haciendo un show súper distinto en vivo. Entonces lo principal es presentar el disco y que la gente lo conozca por mientras hacemos el nuevo.

Miss Garrison en Melómanos Magazine

Rodrigo De La Rivera, Fran Straube y Tomás Rivera. Foto: Joselyn Sade

LOS NUEVOS PASOS DE GARRISON

Con el disco estrenado, la banda ahora piensa en sus próximos movimientos. Ya asentados como trío, se han preocupado de consolidar su nueva y atractiva puesta en escena, además de estar preparando un EP que –según sus palabras- nuevamente se diferencia de lo que han hecho.

-¿Seguirán con las transformaciones en el nuevo EP?

-Tomás: Sí. Está ligado al segundo disco, pero se aleja más del primero. Ahora estamos componiendo con el Yiyo y ahí hay otra mano también. Además, uno tiene búsquedas que derivan en un avance personal. Son cosas que van cambiando y se van notando y marcando diferencia.

-Rodrigo: Como es el primer material en el que estoy trabajando desde el comienzo con la banda, hablamos harto que lo más choro y experimental que podemos hacer es parar un poco las canciones de desarrollo muy largo. Siempre digo que lo más experimental que podríamos hacer con Miss Garrison es ser menos experimentales. Acotar las ideas, estructurarlas un poco más. Así se viene lo nuevo.

Foto: Joselyn Sade


Periodista. Director de Melómanos Magazine (@ignaciosilvva).

TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario