Los 3 años de Discos Pegaos

El sello comandado por Dementira (Ariel Altamirano) y Vaskular (Pablo Vásquez) llegó a su tercer aniversario convertido en una de las referencias de la electrónica local. Acá, Altamirano recuerda el camino recorrido y traza el futuro de la discográfica que también alberga a artistas como Motivado, Alejandro Paz, Alpha Stronggah y Rammsy.

***

2011 fue un año agitado en materia musical, casi al nivel de su predecesor. Y aunque es probable que muchos lo recuerden por los estrenos de discos de figuras que siguieron alimentando la ya popular escena del pop independiente chileno (Fernando Milagros, Astro, Álex Anwandter, Pedropiedra, Adrianigual, Fakuta), ese año comenzó con el lanzamiento de Discos Pegaos, un nuevo sello orientado a la electrónica de baile.

Trabajando sigilosamente durante varios meses, enero fue el mes para el nacimiento definitivo de la casa discográfica de la mano de tres EPs (“Chimpancé”, “Totem”, “Bobby Fischer”). No había vuelta atrás.

“Lo que queríamos desde un principio era editar música electrónica nacional y juntar a gente que creemos talentosa para que quede registro de lo que esta pasando en nuestro país”, recuerda Ariel Altamirano (Dementira), productor y diseñador precursor -junto a Vaskular- de la iniciativa. “Ese objetivo se mantiene y es el que nos guía: publicar y difundir de la mejor manera a los músicos que han ido uniéndose al sello”, sostiene.

Lo cierto es que desde esos tiempos ya han pasado tres años, en los que el colectivo ha tenido algunos de los lanzamientos más destacados de la electrónica local, consolidándose además como uno de los pilares de la música de máquinas de esta parte del mundo.

Responde Dementira.

¿Ha sido complejo mantener el sello durante estos años? Más aún, considerando que la electrónica ha ido lentamente ganando terreno en la música popular local.

Si, igual es complejo. Estas iniciativas underground siempre tienen mucho amor al arte, mucho esfuerzo. No se alcanza a vivir de esto, entonces hay que compatibilizar trabajo y música. A pesar de eso, creemos que se ha mantenido un ritmo de publicación y de hacer cosas (mixtapes, fiestas, etc) bastante bueno. La electrónica gana terrenos populares, pero los medios populares no hace eco de lo que pasa bajo la superficie. Por lo menos a nosotros no nos ha afectado tanto.

¿Qué explica la idea de editar sólo EPs y singles? ¿Planean mantenerla?

Fue una decisión muy del estilo: la música electrónica en general se mueve en estos formatos, ya que da el espacio para experimentar con singles o tracks largos, remixes, etc. Eso nos interesaba y también el hecho de no editar tanto material, ya que con los netlabels y en general ahora hay mucha música dando vuelta. En el fondo tratar de editar lo mejor de lo mejor de nuestros músicos, para que así destaquen, cuidando todos sus detalles. Por el momento seguimos con esa idea, pero en un futuro esperamos saltar al formato LP.

Desde sus comienzos dejan sus lanzamientos a libre descarga. ¿Cuál fue el motivo de eso en específico y -en retrospectiva- creen ha sido una buena decisión?

Ya que la música que hacemos es bastante específica o no tan popular, encontramos que era lo lógico para llegar a la mayor gente posible, creemos que fue una buena decisión ya que difundió la música y nos hizo un lugar en la escena. La dinámica últimamente en Chile igual ha cambiado y el streaming esta super fuerte, por lo que estamos viendo si damos el paso siguiente de poner nuestra música en plataformas más grandes, internacionales.

¿Ha cambiado su visión de la electrónica chilena en estos tres años?

Yo creo que si. En general, han nacido varias iniciativas nuevas (Diamante, Future Frequencies, Pacific Indie, Regional, Indieo) y por lo menos en donde nos movemos nosotros las cosas cada vez se hacen de manera más seria a un nivel de difusión, o técnico. La electrónica nacional en el sentido más de su propuesta o de su identidad siempre es compleja analizarla, todavía sigue pesando mucho los referentes de afuera, a pesar de proyectos como Cómeme o El Sueño de la casa propia, que ya tienen un lenguaje muy latino o local, super bien desarrollado. Creo que eso es algo que falta a la escena: tratar de potenciar proyectos que se influencian del entorno de cualquier forma. Nosotros andamos buscando eso de alguna manera, cómo potenciarlo.

En tres años se situaron como uno de los referentes de la música electrónica chilena. ¿Qué expectativas tienen de lo que viene?

Siempre estamos tratando de que la cosa avance. Esperamos este año tener un impacto un poco más internacional y también junto a nuestros colegas ir conquistando nuevos espacios. Tenemos varios lanzamientos programados y en general, como te decía antes, esperamos seguir editando música de calidad que deje huella en el público. Eso es lo que más nos interesa.

Foto: Carlos Molina


Periodista. Director de Melómanos Magazine (@ignaciosilvva).

TE PUEDE INTERESAR

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *