Felicia Morales: Agosto bajo control

Del fondo del escenario, hacia el frente. Del anonimato, a la exposición. Desde que lanzó Felicia EP (2013), su primera aventura como solista, la cellista Felicia Morales se ha enfrentado a la aventura de ser el foco de atención. Con su nuevo trabajo Agosto, que marca su debut en formato largaduración, da un paso más. Pero a su ritmo. A su total control.

***

Cuando salió su EP debut, se le conocía por su papel en el apoyo de la música de otros (Gepe, Fakuta, Dënver, entre otros). Pero su propuesta instrumental cercana a lo docto con algunas melodías pop presentada en ese breve trabajo sorprendió y gustó. Lo que sigue es el paso natural: Agosto, su primer LP lanzado el 24 de septiembre vía Quemasucabeza y producido por el dúo De Janeiros, el mismo que le acompañó en su EP.

Felicia Morales habla pausado y con frases cortas. Como breves ataques a las cuerdas del cello y las teclas del piano, los instrumentos que toca desde niña y con los que grabó su debut. Para el largaduración además sumó el arpa. “Porque me gusta. Sentí que le daba como otra onda”, confiesa.

-¿Qué otros elementos de cambio hay en este disco respecto al EP?

-Felicia Morales: Hice más estructura de canción. Como estrofa-coro, cosas así que no había hecho en el otro. Los temas están un poco más desarrollados. Además aproveché de ocupar unos efectos: una pedalera con delay, distorsión, y cosas así.

A diferencia de las breves composiciones del EP que nunca pensó siquiera en grabar, para Agosto Felicia compuso material desde el año pasado. Además obtuvo apoyo del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (CNCA) a través del Fondart.

“Fue super distinto en ese sentido, porque lo otro en realidad lo hice cero pensando en que algún día lo iba a grabar, de hecho lo hice cero pensando en que alguien lo iba a escuchar. Esto ya fue pensado para un disco largo, más que el otro. Bueno, tampoco es tan largo”, dice ella.

FeliciaMorales2_mlns

-¿Cómo es el proceso que desarrollas para componer? ¿Cómo partes?

-FM: Casi siempre parto con el piano, se me ocurren melodías y creo con el cello. Es intuitivo nomás. No tengo idea así como solucionar acordes o…. lo hago como se me ocurre que suena bien.

Las gatas de Felicia demandan su atención. Lilú, rayada y de ancianos 17 años se acurruca entre sus piernas. Nutella, blanca y curiosa, quiere saltar hacia la mesa. “Agosto es mi mes favorito”, explica Felicia cuando se le pregunta por el nombre de su disco. Al observar la simpatía con sus felinos, pareciera que la razón es evidente.

-¿Y por qué Agosto es tu mes favorito?

-FM: ¡Ahh pero que quede algo para la imaginación!!

-¿Qué referencias culturales (álbumes, libros, etc) te sirvieron para crear el LP?

-FM: En general trato de que sea auténtico. Pero lo que siempre me ha inspirado harto es un disco de la banda Rachel’s que es Music for Egon Schiele. Es de mis favoritos universales. Es como similar en el lado instrumental, pero lo que yo hago es distinto igual.

-¿Y ahí cómo entran los gustos?

-FM: Es que me gusta demasiada música distinta: me gusta The Smiths, me gusta Rachel’s, me gusta Daft Punk; cosas que no tienen mucho que ver una con la otra. De influenciarme, de todo debo sacar algo inconscientemente. Pero así como meditado no.

El departamento de Felicia es un templo de sus intereses; desde la peluquería que ella misma atiende, pasando por sus colecciones de figuras hasta sus bordados. Estos últimos se incorporaron en el arte del EP debut. Como si fuese una extensión de su vida.

FeliciaMorales3_mlns

-Sobre la estética y la gráfica de “Agosto” ¿hay algo de los bordados en este disco?

-FM: Esto es otra onda, no tiene los bordados ni nada y ahora encargué todo el diseño al diseñador que me ayudó con el EP. Es una idea de él que me gustó y la desarrolló.

Se trata del estudio de diseño Comunas Unidas. Felicia los conoció a través de amigos en común.

-¿Cuáles son tus expectativas con el largaduración?

-FM: Yo creo que no tengo muchas expectativas. Me gusta no hacerme muchas expectativas. Ojalá que la gente lo escuche, pero así como giras internacionales y ese tipo de cosas, para nada. Me gustaría tocarlo, poder salir de Santiago, pero son cosas que bacán que pasen, y si lo toco acá, bacán también. Todo bacán.

-Y justamente ¿has pensado cómo será tocarlo en vivo?

-FM: Todavía lo estoy pensando. El anterior lo toqué con Paloma Otárola en cello y Pablo Muñoz, que estaba en las secuencias. Esta vez además quiero invitar a una amiga, la Christiane Drapela para que toque piano. Igual voy a tener que tirar unas cosas grabadas, porque son muchos cellos y no puedo tener ocho en el escenario (risas).

Ocho cellos. Imposible no recordar la tensión entre el minimalismo y el sonido recargado. Para Felicia no es mayor problema. No se complica con eso. Ni con nada. “Me gustan las dos cosas, y el álbum tiene un poco de ambas. En general está más tirado a lo recargado, pero hay un par de temas que son bien simples”.

-Has tocado con mucha gente, muchos te conocieron por tu trabajo con Gepe ¿cómo has vivido ese paso de ser alguien que está en el apoyo, a ser la persona sobre la que cae la atención?

-FM: Pasar de ser parte de una banda de apoyo a tener un proyecto propio es algo muy distinto, a lo que me ha costado un poco acostumbrarme. Pero me parece bacán haber dado ese paso y probar algo nuevo.

Pasar hacia el frente. Con aquello que le gusta y con las cosas claras. Sí, ella tiene el control.

Fotos: Reinaldo Rodríguez


Ama tanto los días de sol, como los discos que se los recuerden. Melómano devoto, escritor de baño público y guitarrista. La música no se mancha.

TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario