LEYENDO

Fauna Primavera: Where The lights get in

Fauna Primavera: Where The lights get in

Festival Fauna Primavera 2016
Sábado 12 de Noviembre, Espacio Centenario
Fauna Producciones

Son cerca de las ocho de la tarde y el arrebol tiñe los rostros de Bobby Gillespie y Kurt Vile que tocan juntos ‘Damaged’ de Primal Scream en uno de los escenarios principales de Fauna Primavera. Una postal maravillosa de describir (y de oír, ver y sentir). Y si bien esta sexta versión del evento no se quedó corta a la hora de momentos de esta índole, en todo momento rondó en el ambiente la idea de que faltaba un cabeza de cartel más poderoso y de que, aunque satisfactorio, el evento pudo ofrecer más. Eso, pese al backup prestado de versiones anteriores del festival que aseguran cierto nivel de calidad y a la elección de un nuevo recinto más un line up acorde al espíritu del festival.

Partamos por el terreno y acceso. Evidentemente Espacio Centenario es mucho más accesible que Espacio Broadway. Aun cuando tampoco se ubique en un lugar céntrico que evite una peregrinación relativamente larga, el flujo de locomoción pública lo hace un sitio mucho más viable. En cuanto a extensión es un lugar muy amplio y de un suelo polvoriento y algo pedregoso. No habían muchos árboles ante lo cual se instalaron varios sitios con quitasoles o lugares sombreados donde sentarse para amortiguar un día soleado que se vio -afortunadamente- menguado por la aparición de nubes que bajaron la sensación térmica. Otro punto sumamente rescatable es la posición de los escenarios principales, que al estar armados en una depresión permitían una vista, y escucha, de ambos sumamente buena desde casi cualquier punto del festival. Se extrañó, eso sí, sitios donde conseguir botar basura.

Bailar en los polos

dsc_0504

En cuanto a lo nacional los escenarios principales tuvieron a dos representantes de nuestro país: Camila Moreno y Adelaida. Siendo la banda de Valparaíso los primeros en tocar a eso de las 12:50 de la tarde cuando aún no había mucha concurrencia, pero que a base de una ejecución potente, unas visuales estéticamente atractivas y canciones como su nuevo corte ‘1999’ que no pueden dejar indiferente, fue que consiguieron atraer la atención del público en el corto trecho que se les asignó. Camila Moreno, en tanto, es alguien que ya se maneja en el formato de festival y tiene preparado un show que se adecua a instancias de este tipo. ‘Libres y Estúpidos’, ’Tu Mamá Te Mató’ e ‘Incendié’ suenan poderosas en vivo pero dejan espacio para otra clase de momentos más calmos como con ‘Te quise’. “Mala Madre” (2015) ha rendido buenos frutos en la carrera de Camila y, como se viene viendo hasta la fecha, ha conseguido cimentar y nutrir mucho un show en vivo que cada vez es un poco más grande y flexible, aun con la aparición de ciertos problemas técnicos, que se repetirían con otros grupos del festival.

Give me all your money and i’ll make some origami , honey

Una característica que no se le puede negar a Fauna Primavera es que están sumamente pendientes de los sonidos que emergen año a año y, por lo general, consiguen traer bandas o artistas con discos que están causando cierto ruido. Courtney Barnett y Kurt Vile son claros ejemplos de ello. “Sometimes I Sit and Think, and Sometimes I Just Sit” (2015) y “B´live I’m goin down” (2015) estuvieron dentro de lo mejor del año pasado y en esta pasada sus creadores tampoco quedaron cortos con sus shows.

dsc_0581

Kurt Vile es un tipo de posturas plagadas de tics, que se acrecientan cuando toca, una pose desgarbada y una melena que cubre casi por competo su rostro dejando la mayoría del tiempo a la vista solo sus manos mientras va ejecutando su repertorio. Y es que el oriundo de Philadelphia pareciese tener un alma vieja, de esas que no se mueven demasiado, no interactúan en demasía con su público, pero lo dejan todo tocando.

Cuando toma su banjo en ‘I´m Outlow’ o la guitarra electro acústica en ‘Baby Arms’ y ‘Wakin On a Pretty Day’ marca el vaivén pendular de si mismo más el de su banda de acompañamiento, The Violators, una asociación fructífera que retrotrae a lo hecho por sociedades clásicas como Neil Young con la Crazy Horse. El cambio constante de guitarras no obstruye la mantención del espíritu que gobierna la presentación: esa sensación de aletargo eléctrico que solo se vio interrumpida en una mucho más desbocada interpretación de ‘Freak Train’. Un show implosivo. Sin catarsis. Aun con interpretaciones redondas como ‘Jesus Fever’ o ‘KV Crimes’ la aspereza sonora fue la que reinó.

Por el otro lado está Courtney Barnett la muchacha australiana que converge su música desde una óptica que tiende hacia la detonación. Deja de sonar ‘So Long Marianne’ de Leonard Cohen en los parlantes y sube la compositora adornada simplemente con una polera blanca y una sonrisa constante que es su primer escarceo con el público chileno.

Sin embargo serán ‘Small Poppies’, ‘Dead Fox’, ‘Elevator Operator’ ´Depreston’ o ‘Avant Gardener’, que sonaron áspera y enérgicamente (como debían sonar), las que la hicieron conquistar su escenario, cubrir expectativas y rebasarlas, de hecho. Un acto que se sintió consumado con ‘Pedestrian At Best’ la que terminó catapultando el show como uno de los mejores de la jornada. Todos coreando. Ella apenas alcanzando a pronunciar cada frase de su canción mientras la guitarra no paraba de sonar con la tosquedad requerida. Un instante para la posteridad.

dsc_0825

Oú va Le Monde

La dosis de baile y sicodelia parece un ingrediente que no debiese estar ausente en este festival. Prueba de ello es el paso de Tame Impala o Bomba Stereo -entre otros- en ocasiones anteriores. Para esta versión 2016 La Femme pondría la cuota de baile entre movimientos y vestuarios estrafalarios más un cóctel de pop de ineludible eficacia. Cosa de haber visto al público moverse como locos durante la pegajosa ‘Ou va Le Monde’ siendo las una de la tarde con un sol que no perdonaba. Con respecto a la sicodelia, ésta llegó junto a The Brian Jonestown Massacre, quienes con una ejecución prolija se hacen un hueco entre lo destacado de la jornada. ‘Who’, ‘Anemona’ y, sobre todo, ‘Vad Hände Med Dem ?’ hablan de ello.

Primal Scream: Rocks

Air y Primal Scream eran los headliners para este año. Un peso que dejaba a los primeros con cierta responsabilidad sobre sus hombros para cerrar la jornada de día del festival y que cumplió completamente el cometido. ‘Cherry Blossom Girl’, ‘Venus’ y ‘Alpha Beta Gaga’ consiguieron, me atrevería a decir, sorprender y enganchar a un público muy dispuesto a dejarse llevar.

No obstante, quién sobresalió en su labor fue Primal Scream, con un set de quince canciones y un espíritu incombustible lo dejó todo en el escenario, así como la cancha que no paró de bailar en ningún momento. ‘Where The Lights Gets In’ seguido por ‘Jailbird’ y ‘Accelerator’ sembraban e incitaban al baile guiados por un Bobby Gillespie que parece no saber de agotamiento.

Provocar un pogo es un hito que rara vez se ve en este festival. Bueno, Primal Scream lo logró con ‘Swastika Eyes’ y no conforme con ello le siguió con ‘Loaded’ del ya clásico “Screamadelica” (1991), la rítmica ‘Country Girl’ y el hit por antonomasia del grupo: ‘Rocks’

‘Come Together’ , como viene siendo la tónica, cerró una actuación que incluyó hasta gente subiendo al escenario y siendo despachada por seguridad. Aun cuando no nos hayan mandado a matar hippies, en esta ocasión todo terminó de la mejor manera: todos coreando y felices tras el mejor recital de toda la jornada.

dsc_0245-2

Más allá de un público que muchas veces pareciese ir por otros motivos a un festival de música, hay signos que debiesen ser revisados con mayor ahínco. Una menor concurrencia pese a que los números elegidos si estuvieron sólidos dentro de su área, y tal vez la carencia de un gancho más fuerte, hizo que faltara poco para ese paso final que hubiese dejado a Fauna Primavera 2016 -que además se abrió como un espectáculo familiar este año- como uno de los puntos altos de los shows en vivo del año.

Fotos: Cristóbal Venegas


Me gustan las canciones tristes (@panchosintuiter).

TE PUEDE INTERESAR

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *