LEYENDO

The Strokes en Lollapalooza: De esos que rara vez ...

The Strokes en Lollapalooza: De esos que rara vez se ven

Domingo 2 de abril
VTR Stage

La primera vez que The Strokes tocó en Chile fue el año 2005 en el estadio Víctor Jara. 12 años esperaron los fanáticos de los neoyorquinos para volver a verlos en un escenario chileno. Pero la deuda quedó más que saldada luego de su presentación en Lollapalooza el día domingo.

Mucha gente esperaba este retorno y ya se tenían especulaciones al respecto, así que cuando aparecieron en el cartel del evento rápidamente se transformaron en uno de sus nombres principales. Eso quedó demostrado con la cantidad de personas que llegaron al VTR Stage; no eran pocos los fanáticos que necesitaban ver a los estadounidenses en vivo.

Sin embargo, no todo es color de rosa: fueron más 20 minutos de sufrimiento para el público completamente apretado y desesperado por el inicio del concierto. A eso de las 22:25 recién aparecieron en el escenario Julian Casablancas, Albert Hammond Jr, Fabrizio Moretti, Nikolai Fraiture y Nick Valensi.

Comenzó a sonar ‘The Modern Age’ y la desesperación inundó a los fans. La música y el juego de luces eran excelentes, pero no funcionaba el micrófono de Julian Casablancas. El público reaccionó pifeando y gritando, pero no fue hasta el inicio de ‘Soma’ que los músicos se percataron y detuvieron el concierto.

TheStrokes2_mlns

Una vez solucionada la falla técnica, Julian pidió disculpas y tocaron las canciones de nuevo, desatando la euforia del público. Comenzó una hora y pico de hits que corearon todos en el Parque O’Higgins: fue un setlist que dejó satisfecho hasta al último de los fanáticos. ‘Reptilia’, ’12:51′, ‘You Only Live Once’, ‘Someday’ e ‘Last Nite’, ‘Is This It’ fueron algunas de las más celebradas.

Julian Casablancas no recibió buenas críticas luego de su presentación en Lollapalooza 2014, pero se reivindicó totalmente. Fue cercano al público, cantó bien e incluso hizo algunas bromas. Todo en compañía del prolijo sonido de las guitarras, bajo y batería de sus acompañantes. Es incluso mejor ver a The Strokes en vivo.

Es de esperar que para los próximos años del festival se tenga en cuenta a bandas de este tipo, que reviven el sentido que tuvo Lollapalooza en sus inicios. La gente no fue a ver a The Strokes para sacarse fotos, ni subir videos a Instagram; lo hizo por la banda. Porque el concierto fue de esos que no se veían hace tiempo, en los que el público canta, salta, se apretuja y termina completamente satisfecho.

TheStrokes3_mlns

Fotos: Lotus Prod


20 años, estudiante de periodismo de la Universidarks de Chile. Muy diversa musicalmente, muy melómana. Cuando estoy conversando y escucho una canción que me gusta mucho, siempre termino cantando.

TE PUEDE INTERESAR

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *