LEYENDO

Mal Villano – Amor de Balneario (2017)

Mal Villano – Amor de Balneario (2017)

El otoño ya está completamente establecido a esta altura del año. Hace frío y los oscuros abrigos tiñen de gris a las personas. En medio de esa conjunción semi invernal, el EP “Amor de Balneario” de Mal Villano es una grata sorpresa a destiempo, o quizás demasiado adecuada al momento como para entenderlo claramente.

Con guitarras que mezclan boleros con indie surf y canciones de elevada energía, Sebastian Lozano, la persona tras este proyecto, llama con nostalgia a recordar muchas cosas con letras que parecieran ser las diapositivas de unas vacaciones perdidas en el tiempo.

Desde la portada hasta los audios y sonidos ambiente que acompañan a las canciones, todo gira en torno a un motivo en particular: el mar. Claramente este símbolo está acompañado de otras sensaciones y temáticas, pero todos estos parecen tener como telón de fondo las olas y el sol. En los casi 23 minutos de duración del EP se contraponen sensaciones de búsqueda de libertad con otras de profunda melancolía amorosa. Lozano logra mantener el equilibrio anímico a la perfección y nos guía en clave surf pop a lo largo de su primera incursión discográfica.

MalVillano2_mlns

Foto: Lala Glaria

Los puntos más altos del álbum son canciones como ‘Todos mis puertos’, donde el joven músico logra condensar todas sus vertientes sonoras. Con una progresión de bolero, la canción podría hasta cierto punto ser un hit radial de los años 70 sobre una despedida a un viejo amor; a esto se suma el uso de la distorsión en la guitarra y un coro que resuena en los oídos con vocación de himno: “todos mis puertos llevan tu nombre”.

También nos encontramos con la faceta más bailable de Mal Villano en canciones como ‘Naufragar’, ‘Fichas de Flipper’ y ‘Surfear’ donde la cantidad de colores sonoros usados por el músico abarcan sonidos tan diversos como el Surf Rock, el indie, el rockabilly, y el twist, e incluso algunos pasajes de batería muy post-punk, pero eso son solo nombres y divagaciones de periodista acerca de seis canciones que se explican mejor por sí solas. Lo interesante en la estructura del disco seguirá siendo la increíble capacidad compositiva y el entendimiento personal de Lozano, quien hace convivir las melodías de su cabeza de forma precisa y con un gran sentido melódico. Además es notable que él mismo grabó y mezcló todos los instrumentos de la placa.

Con semejante debut lo que más quisiéramos es ir a ver a Mal Villano en vivo pero lamentablemente no podrá ser, al menos en el presente cercano. Lozano emigró fuera del país buscando nuevas canciones y compañeros de viaje, y desde Barcelona nos recuerda que parte de su corazón se mantiene en Chile. Actualmente tiene otros proyectos igual de interesantes que este, pero eso es material para otro texto.


Acuario centro de mesa y estudiante de periodismo de la U. de Chile con déficit atencional. Bueno para echarse ramos, andar en bicicleta, escuchar música y ver series mientras debería estar estudiando (@dassault.etendard).

TE PUEDE INTERESAR

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *