Después del Vendaval

La noche del 8 de julio, Rulo tenía programado presentar en sociedad el disco con el que a fines del año pasado inauguró su carrera solista. Los planes, sin embargo, cambiaron cinco días antes, cuando se hicieron públicas las acusaciones de violencia de género contra Tea Time, su hasta ese entonces compañero de banda en Los Tetas. “Nadie está preparado para pasar por algo así”, plantea el músico, que finalmente hoy lanza en vivo el material nacido tras el impacto que le produjo sumergirse en el mundo del folclor latinoamericano.

***

En una de las paredes del living del departamento en el que vive hace cerca de una década, David Eidelstein tiene exhibida una selección de sus vinilos. Ahí, entre piezas como “Black Messiah” de D’Angelo y “Sketches of Spain” de Miles Davis, hay una copia de “Mama Funk”, el disco con el que el bajista debutó junto a sus compañeros de Los Tetas en 1995.

“No teníamos idea de que lo iban a sacar en vinilo, porque los derechos son del sello y ellos ven todo eso. Pero fue bacán verlo en ese formato, me trajo hartos recuerdos de esos años”, comenta el músico, conocido popularmente como Rulo.

Las buenas sensaciones que le produce el álbum, eso sí, contrastan con el último episodio que vivió junto a la banda con la que comenzó su carrera hace más de dos décadas: en la madrugada del 3 de julio se viralizó una publicación de Facebook en la que Valentina Henríquez describía los abusos y maltratos de Tea Time (Camilo Castaldi), su -hasta ese entonces- pareja y MC del grupo. “Ese día me desperté medio confundido porque tenía un montón de mensajes de amigos dándome apoyo. Me enteré más tarde como toda la gente, por las redes sociales. Ha sido lo más difícil que me ha tocado vivir”, recuerda ahora Eidelstein sobre el episodio que terminaría con Castaldi fuera de Los Tetas. También tendría consecuencias directas para él.

***

Para Rulo, su primera etapa en Los Tetas terminó en 1998, luego del lanzamiento de “La Medicina”. Antes de que el grupo se volviera a juntar, en el 2011, el bajista recorrió un largo camino que principalmente estuvo marcado por Esencia, el proyecto que formó en 2004 con el baterista David DeFlores y con el que editaron dos discos en los que aunaban el soul y la canción popular latina (cumbia, mambo, bossa nova).

“Siempre me había interesado ser compositor y hacer canciones, y Esencia un poco fue como una especie de taller bien largo en el que David y yo aprendimos a hacer canciones. Entonces, en esa búsqueda juntos fuimos desde el soul a la música brasileña, que también tiene una raíz negra súper potente en la samba, el bossa nova y la MPB en general, y ahí yo me comencé a interesar más por el vals, la cueca brava”, resume Eidelstein.

Esa conexión terminaría siendo determinante para la creación de “Vendaval”, el álbum que lanzó en noviembre del año pasado -a través de Discos Pendiente- y con el que dio inicio a su proyecto solista. Contrario a lo que se podría haber anticipado de un trabajo firmado por él, las 10 canciones del disco están fuertemente influenciadas por la música de raíz latina y en especial por el vals peruano y la cueca brava.

“Hubo un momento clave en que me enamoré de la cueca y empecé a escuchar como loco a Los Chileneros. En paralelo también me pegué con El Sambo Cavero, que es un cantante clásico de vals peruano. Empecé a alucinar. Esos dos artistas yo creo que son las influencias más importantes del disco”, apunta el músico y compositor sobre la génesis de un trabajo que terminaría siendo seleccionado como uno de los mejores del 2016 por musicapopular.cl y que acumularía cuatro nominaciones a los Premios Pulsar.

¿Cómo fue que pasaste de escuchar esa música a componerla?

Pasó que en un momento estaba súper alucinado con todo este estilo de música y quise componer un vals. Ahí salió ‘Tu misterio’, que fue el primer single del disco. Me gustó lo que pasó haciendo un vals, que era un estilo en el que nunca había intentado componer, con todas sus complicaciones como su métrica que es 3/4, diferente al 4/4 que estamos acostumbrados en todo el rock y el pop. Hice esa canción y me gustó, después me embalé en componer valses y al grabarlas se notó la influencia cuequera también.

La mezcla de elementos termina configurando un sonido súper distinto.

Sí po, eso es lo entretenido al final, porque como yo tradicionalmente venía de una escuela más de música negra, afroamericana, también tenía ese otro lado, otra influencia. Todas esas influencias se juntaron en el disco; están todas bien mezcladas. Una vez, hablando con Nano Ster, le mostré el disco y me decía: “esta cuestión es como afro-cueca-judeo-guitarra-surf”. No sé, una cosa así, una definición pero gigante para la mezcla tan rara de cosas. Eso, mezclar tantas cosas, justamente fue lo más entretenido de hacer el disco

¿Siempre tuviste el anhelo de sacar un disco solista?

Sí, siempre. Yo creo que de toda la vida.

¿Y por qué se concretó recién ahora?

Buena pregunta. Yo creo que porque antes no había encontrado un lenguaje que me hiciera sentir tan identificado con mis propias composiciones. Siempre antes había compuesto cosas funky y soul, y el trabajo que hicimos con Esencia me gusta mucho, pero a mí  como autor me hizo mucho más sentido componer desde este lugar; más desde la raíz. Quizás porque realmente hay una raíz que todos tenemos y uno de repente no tiene muy claro que en realidad está ahí. Y fue sorprendente que al meterme en estos estilos realmente salió algo distinto y que yo no me esperaba, en cuanto a las melodías, las letras, las composiciones.

¿Antes de “Vendaval” no estabas tan conectado con este tipo de música?

No, nada. O sea, no es que no estuviera tan conectado, es que no estaba nada. No me interesaba en absoluto. En esa época sólo me interesaba el soul, el funk, el disco, que también son mundos gigantes para explorar y ya me tenían descubriendo un montón de música hace años. Esta música me empezó a interesar recién hace tres o cuatro años, antes la verdad es que no me interesaba mucho. No la conocía, realmente. Ahora mi idea es seguir buscando por ese camino, quizás sumándole ritmos latinoamericanos también pero siempre desde la raíz latina. Ahí hay una riqueza increíble para investigar, sobre todo en los ritmos latinoamericanos y en general la cultura latinoamericana.

¿Sientes que la música pop de acá suele ignorar eso?

Sí po. Hemos estado acostumbrados toda la vida a la música gringa o inglesa, que también es bacán, pero nosotros como artistas tampoco tenemos mucho que proponer al mundo si hacemos la misma música que se hace en Estados Unidos o Inglaterra. En ese sentido siento que igual es una necesidad importante buscar algún tipo de raíz, porque hay muchas. Para los músicos que somos de acá, yo creo que es súper necesario acercarse a esa raíz de alguna forma, haciendo el estilo que uno haga. Yo creo que incluso si haces metal puedes meterte e investigar, hacer una conexión. Yo lo encuentro importante, porque al final si haces cosas iguales a las de los gringos no vas a aportar nada; ellos lo hacen mucho mejor, tienen su tradición, su folclor.

***

La misma semana en la que se destapó el caso de Tea Time, Rulo tenía agendado el lanzamiento de “Vendaval”. Sería con un concierto en el GAM que, dadas las circunstancias, se terminó por posponer. Un mes después, el ciclo llega a su final: el show se concretará esta tarde en el mismo recinto que originalmente lo albergaría.

“Fue inevitable posponerlo, porque todo este conflicto que involucró a Los Tetas al final a mí me tenía súper mal. O sea, yo no podía estar celebrando el lanzamiento de un disco esa misma semana, por eso digo que fue inevitable”, analiza Rulo sobre el evento, en el que lo acompañará una banda de nueve músicos. Y agrega: “Toda la situación fue muy triste, súper mala, compleja. Entonces, claro, fue una lástima haber tenido que postergar el lanzamiento, pero había cosas mucho peores que estaban pasando en ese momento. O sea, fue sólo una de las consecuencias del problema. Esa misma semana yo no estaba de ánimos para un lanzamiento. Así que fue bueno al final, dada la situación fue lo mejor que pudimos haber hecho”.

Rulo2_mlns

¿Cómo estás tú ahora con la situación? Hubo gente que extrapoló el asunto y, de alguna forma, también se juzgó a la banda.

Para mí fue terrible eso. Fue muy triste y nos sentimos súper mal con el Cristián (Moraga, C-Funk). Yo ahora estoy súper bien, enfocado en el lanzamiento, en el último tiempo estuve súper metido preparando un Fondart, así que he estado súper ocupado y eso me ha ayudado a sanar un poco esta situación, desde mi parte al menos. He estado haciendo temas nuevos, trabajando harto para el lanzamiento y súper enfocado en mi proyecto. De ahí, lo que pase con Los Tetas lo vamos a ver ya saliendo de esto del lanzamiento.

No lo tienen muy claro.

No po, para nada. Imagínate, si recién ha pasado un mes. No tenemos ninguna claridad de lo que va a pasar, pero algo va a pasar.

¿Para ti lo ideal es seguir con ambos proyectos?

Sí, es que ambas cosas son súper complementarias. Siempre lo he sentido así, y eso me gusta. Así que claro, me gustaría poder mantener los proyectos en paralelo y que funcionen. Que lo que pase con Los Tetas se solucione de la mejor manera artísticamente posible. Es complejo, pero es un desafío y vamos a ver qué pasa. Somos músicos y la cuestión para nosotros es hacer música lo mejor posible. Mientras se mantenga el espíritu de hacer música de la mejor calidad posible yo voy a estar contento, porque en realidad es lo que más me gusta hacer en la vida.

¿Y no han analizado ninguna posibilidad para seguir?

La realidad es que no. En todo caso, yo, en lo personal, no me cierro a ninguna posibilidad. Incluso últimamente he estado pensando harto en que podríamos meter a una voz femenina. Pero bueno, eso ni siquiera lo hemos hablado.

Con Los Tetas tenían grabado un disco.

Sí po, y tampoco sabemos qué vamos a hacer con eso. Estamos como de brazos cruzados, y como yo he estado súper metido en lo mío tampoco he podido estar mucho en eso. Y el Cristián lo sabe, entonces también estamos dándonos este tiempo para respirar un poco. Él también está trabajando en otras cosas musicales, entonces no tenemos mucho apuro.

¿Te sentiste atacado con las reacciones de la gente, sobre todo después del primer comunicado?

O sea, obvio que nos sentimos pésimo, porque nosotros jamás en la vida hemos golpeado a una mujer ni hemos avalado ese tipo de conductas. Todo lo contrario, estamos totalmente en contra de la violencia hacia la mujer. Nadie está muy preparado para vivir lo que nos pasó ese día a nosotros. O sea, nosotros nos enteramos de la misma manera que cualquier otra persona de la situación que estaba pasando, entonces tratamos de reaccionar con cautela, pero claro, nuestra reacción fue leída de una manera que no era lo que sentíamos. Entonces obviamente fue doloroso y nos sentimos pésimo.

¿Sienten que se equivocaron con ese primer comunicado?

Es que desde que se supo todo el ambiente estaba muy violento. O sea, de partida la gente nos estaba puteando porque no nos habíamos pronunciado, y la realidad era que nosotros también nos estábamos enterando recién. Sí nos equivocamos en caer en el juego y tratar de reaccionar lo antes posible, porque obviamente no procesamos bien las cosas.

Más encima no nos podíamos comunicar con el Camilo. Justo esa semana se le había echado a perder el celular, así que lo llamábamos y no contestaba. Hasta que después de varias horas nos pudimos comunicar. De hecho, fui yo el que habló con él.

¿Y cómo fue eso?

Terrible po. En esa misma conversación le dijimos que no íbamos a seguir tocando con él.

¿Te habías sentido así alguna vez?

Ni cagando, jamás en la vida. ¿Quién ha vivido algo así? Muy poco gente, yo creo. Sobre todo ahora que con las redes sociales es un mundo muy diferente. Cuando nosotros empezamos en los 90 ni siquiera existía internet. Hemos vivido toda esa transición. Y claro, fue súper impactante en todo nivel.

¿Y cómo se sale de eso?

O sea, en la parte más emocional para mí la música es la manera. La música es mi terapia, mi sanación, todo. Es la única manera en que le vuelvo a encontrar sentido a estar en esto, haciendo música, tocando, ensayando, siguiendo con mi proyecto, viendo qué va a pasar después con Los Tetas. La música es la llave. Filo, hay que darle no más. no quedan muchas alternativas.


Periodista. Director de Melómanos Magazine (@ignaciosilvva).

TE PUEDE INTERESAR

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *