Phoenix – Ti Amo (2017)

“Ti amo”, el sexto disco de estudio de Phoenix, fue lanzado en junio pasado. En esta oportunidad los franceses utilizan un juego de idiomas con el inglés, francés e italiano, junto a una clara influencia de la cultura italodisco. Quizás al inicio cuesta asimilar el álbum porque se aleja un poco de lo que acostumbramos a oír de los franceses, pero es un pop demasiado agradable para los oídos.

10 son las canciones que componen el disco, en las que se utilizan sonidos mucho más sintéticos para realizar las bases de estas, creando una armonía pop. ‘J-boy’ inicia con estos sintetizadores, avecinando lo que será gran parte del LP. Esta canción fue co-producida con Superpoze y desde un punto de vista rítmico invita al público a bailar.

‘Ti amo’, ‘Tuttifrutti’ y ‘Fleur de Lys’ son canciones más fuertes y enérgicas que tienen un sonido característico en la base que marca la duración de los sencillos y se nota mucho más la presencia de casi todos los instrumentos como batería y guitarra. En el estribillo de ‘Ti amo’ se repite: “je t’aime, te amo, te quiero”, marcando otro guiño hacia la cultura italodisco y también para recordar que lo latino no solo existe en un contexto americano.

Phoenix2_mlns

En el medio del disco se encuentran ‘Lovelife’ y ‘Goodbye Soleil’, dos canciones muy agradables para oír. ‘Lovelife’ está marcada por el teclado con sonidos más agudos, al igual que las tonalidades de Mars y la batería que acompaña el ritmo. ‘Goodbye Soleil’ es más tranquila y también cuenta con la presencia de sonidos agudos en el teclado, pero en esta canción resalta la guitarra con efecto, lo que hace una diferencia con las demás. Ambas melodías hacen honor a sus letras guiadas hacia el amor y este tipo de sentimientos.

Canciones como ‘Fior di Latte’, ‘Role Model’ y ‘Via Veneto’ se diferencian de las nombradas anteriormente, porque los franceses apostaron por un pop más “experimental” y lento. La música se centra en el juego entre el teclado y los sintetizadores y la batería que guían las melodías de estas canciones.

El disco finaliza con ‘Telefono’ que está cantada en gran parte en italiano, idioma que predomina a lo largo del LP y con el que elaboran juegos de palabras con sonidos ingleses. Este álbum de Phoenix se centra en “los veranos eternos de Italia” y en el synthpop e italodisco que llenaba los ambientes, representando lo latino en un contexto europeo.

Para algunos este disco significa nostalgia o melaconlía de recordar esa época de Italia, mientras que para otros es una apuesta más exótica y arriesgada. De todas formas, es un álbum que demuestra la calidad musical de la banda y nos deja expectantes a escuchar el directo de Phoenix en Chile el próximo 11 de noviembre en el festival Primavera Fauna.


20 años, estudiante de periodismo de la Universidarks de Chile. Muy diversa musicalmente, muy melómana. Cuando estoy conversando y escucho una canción que me gusta mucho, siempre termino cantando.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *