Arcade Fire – Everything Now (2017)

Con años de trayectoria y cuatro discos los canadienses de Arcade Fire se caracterizan por sus creaciones complejas e interesantes para los oídos, que a veces son difíciles de digerir. Este año no fue la excepción, el 28 de julio lanzaron “Everything Now” su quinto álbum de estudio, a través de Columbia Records y Sonovox Records.

Los sonidos más electrónicos se toman el último LP de Arcade Fire, creando una atmósfera pop profunda y alternativa. Este disco causó controversia en el público, ya que “Reflektor” fue una pieza doble y más densa, mientras que con esta última creación se acercan a un estilo popero y fácil de digerir. Lo que para algunos es un álbum dinámico, divertido y que se puede disfrutar de principio a fin, para otros es una pieza muy simple para una banda como esta.

‘Everything now’ es la canción que abre los 47 minutos que dura el disco, marcando la tónica de las canciones que la siguen. Es una melodía potente que utiliza un teclado muy al estilo Abba, combinado con un juego de voces entre Win Butler y compañía. A través de esta atmósfera pop 70’s, la banda plantea una de las grandes críticas que tratan en el álbum: todo lo queremos y tenemos ahora, estamos llenos de información y ya están todos acostumbrados a esto.

Quizás el pop es visto como un estilo musical más ligero, los canadienses estaban conscientes de esto, sin embargo, no porque un disco tenga rasgos más electropop o new wave, deja de ser profundo y reflexivo. En ‘Creature Comfort’ Butler analiza a dos sujetos disconformes consigo mismos, dispuestos a suicidarse y en depresión que evidencia en frases como “She dreams about dying all the time”.

‘Infinite Content’ es una canción que consta de dos partes, una más intensa con presencia de guitarras eléctricas, baterías y un ritmo acelerado más asemejado al punk. Mientras que su continuación es mucho más relajada, con guitarras acústicas suaves dándole un tono más folk. La idea central de esta canción es una: el contenido es infinito.

ArcadeFirestudio_mlns

El estudio donde la banda grabó el disco. Fato: Facebook.

Siguiendo la línea de la mediatización y de la sobrecarga de información, está ‘Electric Blue’ que demuestra que, a pesar de tener todo en las manos, no sabemos nada y somos una repetición. La guitarra con pedal, acompañada de la voz de Régine Chassagne generan un atmósfera más desoladora y azul, como el mismo nombre lo indica. Además, es una canción que, al escucharla, te transporta al pop de los años 70 y 80.

El amor es un tópico siempre presente en los discos de Arcade Fire y aquí no fue la excepción. Para cerrar el disco aparece ‘We don’t deserve love’, canción que se aleja de los ritmos más pop de otros temas como ‘Signs of life’ o ‘Put Your Money on Me’. Es una balada romántica triste que trata de un hombre que intenta revivir una relación en la que ya no hay ganas de nada, sólo para salvar a la persona que él amó. Está acompañada de un sonido eléctrico que marca el ritmo tranquilo de la canción en conjunto a una batería menos intensa, provocando una sensación más triste o deprimente.


20 años, estudiante de periodismo de la Universidarks de Chile. Muy diversa musicalmente, muy melómana. Cuando estoy conversando y escucho una canción que me gusta mucho, siempre termino cantando.

TE PUEDE INTERESAR

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *