La madurez de Mac DeMarco

Hace un par de días se cumplieron cuatro años desde que Mac DeMarco irrumpió en Santiago por primera vez. Con apenas dos álbumes de estudio y antecedido por una serie de buenas críticas en medios internacionales, el artista canadiense atravesó la barrera cibernética y presentó su verdadero personaje ante el reducido público de aquella noche; episodio que, sin duda alguna, pasó a la historia entre sus fanáticos chilenos.

Porque a pesar de la poca fama en el país, principalmente por la industria musical alternativa que representa, desde que Mac pisó el escenario de la discotheque en Bellavista todo fue una locura. Con la sonrisa traviesa que deja entrever sus dientes separados, Mac interpretó sus temas con la emoción que sólo el sonido en vivo produce. Saltos, gritos, sudor y un cantante surfear sobre los asistentes es la mejor postal de la jornada.

MacDeMarcoChile2014

Mac DeMarco en la Ex Oz (2014). Foto: Pia Ignacia Figueroa para Rock & Pop

Ese viernes 14 de marzo, la Ex Oz fue testigo de un show que dejó alucinando a cualquiera y que buscó repetirse -sin mayores resultados- el pasado domingo en Lollapalooza 2018. Promocionando “This old dog”, su último largaduración, Mac y compañía pisaron por cuarta vez territorio nacional para conectar con su fanaticada de siempre. Pero, al parecer, la euforia que marcó una época de su carrera cerró un capítulo.

Ahora, con un setlist mucho más lento de lo que acostumbrábamos, el músico se vio ante un público masivo con un aire más sereno. Interpretando ‘On the level’, ‘One more love song’ y ‘Brother’, el compositor ofreció un encuentro -a todas luces- romántico, silencioso y casi melancólico. Esta vez no hubo grandes mosh ni tanta energía gastada. Solo las infaltables ‘Freaking Out The Neighborhood’ y ‘The Stars Keep On Calling My Name’ animaron el tibio ambiente.

Aún así, hay cosas que no cambian. Su humor caricaturezco, sus payasadas en el escenario mientras empinaba el tequila y los covers poco tradicionales de ‘High and Dry’ (Radiohead) y ‘Under the Bridge’ (RHCP) siguen demostrando que el fenómeno Mac sigue latente, solo que en su versión madura.

Foto: Ignacio Orrego


TE PUEDE INTERESAR

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *