LEYENDO

The Holydrug Couple contra los clichés

The Holydrug Couple contra los clichés

Psicodelia. Etiqueta y concepto, ha sido esa la palabra que ha perseguido a The Holydrug Couple desde sus inicios. Pero ahora, justo cuando cumplen 10 años, la dupla de Ives Sepúlveda y Manuel Parra termina de romper con lo que denominan “clichés lateros” con “Hyper Super Mega”, un tercer disco de sonido amplio que este sábado mostrarán en vivo en su último show del año.

***

En un mueble del departamento en el que vive hace un año, Ives Sepúlveda tiene guardada y expuesta buena parte de su colección de discos. Allí, entre equipos de sonido, cámaras de video y un globo terráqueo con el mapa al revés hay cerca de un centenar de vinilos y casi igual número de cassettes. “Es el formato que más escucho ahora. Tiene una sensación cálida que me gusta”, comenta el músico, mientras pone en su deck Fisher una cinta que días antes grabaron en vivo en un concierto de The Holydrug Couple, la banda que comparte hace una década con Manuel Parra (batería).

Fuera de los formatos y de la agradable estética de aquel rincón del céntrico departamento, hay otro aspecto llamativo: lo variado de la colección, que junto a títulos de bandas contemporáneas como Unknown Mortal Orchestra, Tame Impala y Foxygen, reúne a varios nombres clásicos como The Rolling Stones, Todd Rundgren, Lou Reed y Fleetwood Mac. A este último grupo -el de los clásicos- es al que el dúo mencionaba en comunicados promocionales como principal inspiración tras “Hyper Super Mega”, el disco que lanzaron a mediados de mes y su tercera referencia por el sello neoyorkino Sacred Bones.

“Cuando citábamos a bandas como los Beatles, los Beach Boys o Fleetwood Mac nos referíamos al estilo general de cómo hacer un disco, en el sentido clásico de la música, del rock pop”, explica Sepúlveda sentado en la mesa del comedor. Luego sigue: “También tiene que ver con el conjunto del disco. Éste propone ser un disco clásico; formato disco, lado a, lado b. No como un single en Spotify ni un conjunto de canciones que están en iTunes”.

Pero al nombrar a esos grupos también se podía adivinar otra intención: desligarse al menos en el papel de la psicodelia, género en el que desde sus inicios se les ha encasillado. “A nosotros siempre nos pasa que tenemos que estar luchando contra clichés muy lateros. La gente está llena de prejuicios y de clichés en todo nivel de cosas. Es agotador igual. Eso es lo que nos pasa con el tema de la psicodelia”, argumenta el vocalista, compositor y guitarrista. “Es algo que la gente dice. Nunca ha salido de nosotros. Es una hueá que se asume, se dice, te encasillan, pero en verdad nunca hemos sido unos abanderados de eso”.

Parte de esa batalla también se traduce en el sonido del ábum: “Hyper Super Mega” es el material más ambicioso que la dupla haya editado, lo que se manifiesta en 11 canciones certeras y robustas -como su título sugiere- en cuyo proceso la banda experimentó y optó por caminos que hasta entonces no habían recorrido.

HOLYDRUG COUPLE - MELOMANOS - FOTOS X MILABELEN-3

Ives Sepúlveda y Manuel Parra. Foto: Mila Belén.

CAPAS

Antes de que Ives Sepúlveda entrara a grabar “Hyper Super Mega” a su home studio, tenía 60 demos con material para el disco. “La mayoría eran sólo ideas, cosas de 30 segundos. Aunque igual terminaron quedando como 10 canciones bacanes fuera”, comenta ahora.

En esos extractos ya se vislumbraba parte de la personalidad que tendría el disco: una pieza de aires conceptuales en la que el dúo recurrió a nuevos recursos que elevaron su sonido respecto a “Noctuary” (2013) y “Moonlust” (2015), los otros dos títulos que cuentan como LPs oficiales.

El mejor ejemplo de ese avance lo da la propia banda en su Bandcamp, donde explican que canciones como ‘Waterfalls’ y ‘I’ll Only Say This’ expanden su paleta y cambian el carácter lo-fi de sus primeros trabajos por uno derechamente pop.

“Tiene que ver con un asunto técnico igual. Por un lado, ahora me pude comprar una mejor interfaz y mejores instrumentos, entonces se podían meter más capas de cosas. Traté de usar eso”, dice Sepúlveda. “Los productores de discos clásicos hacían grabar a los músicos muchas capas de guitarras, pianos o teclados que uno no las escucha, pero que están ahí. Hay un video del ‘Smell like teen spirit’ que muestra una guitarra que no se escucha; es una guitarra rara que no se nota pero está, y hay un tipo que comenta y dice que para que un disco tenga profundidad, para que haya mayor espacio en las canciones y el oído capte más info, es bacán que tenga muchas más capas de instrumentos aunque tú no las estís escuchando”.

-¿Quisiste aplicar eso en las canciones?

-Ives: Sí, todo el disco tiene eso igual. Todo el disco tiene guitarras, todas las canciones tienen guitarras. Hay algunas reviews medias malas que dicen que el disco tiene mucho sintetizador, y es como “sí, pero igual tiene harta guitarra”.

-Manuel: Tiene hasta guitarra acústica.

-I: Tiene guitarra acústica, eléctrica. Solamente parece que a los periodistas les parece raro que uno use sintes, como si fuera una gran gracia, cuando en verdad da exactamente lo mismo. O sea, no hay ningún statement en eso tampoco, encuentro.

-Hablabas de instrumentos nuevos a los que pudieron optar. ¿Hay uno en particular que haya marcado el proceso?

-I: Hay uno, aunque no es tanto un instrumento en verdad; es un sampler de mi voz, que el disco lo tiene harto. Pero es mi voz sampleada en el computador no más. ¿Cachay? Tú cantai un do y lo ponís en el piano. Eso lo usé en la mayoría de las canciones; eso es como lo más nuevo, pero no es un instrumento en sí, en verdad.

-Son 11 canciones, ¿cómo fue el proceso de este disco? Del anterior recuerdo haber leído que fue solitario, en tu pieza. ¿Este tuvo que ver con eso o fue distinta la dinámica?

-I: Fue distinto. El “Moonlust” se grabó en invierno. Igual es parecido, porque lo grabé la mayor parte acá, en una pieza acá, pero fue más como en primavera verano. Eso igual lo cambia, como que la luz e incluso cómo uno está vestido, te cambia el ánimo un montón. En el verano estay en otra onda; en el verano estay más con caña, yo creo. Estay más en una dinámica de ir, tomarte una cerveza u otra cosa, pero el invierno es como más plano. Me pasaba en este que grababa algo y después o íbamos a tocar o íbamos a un carrete y volvía al otro día y ya, tenía caña o cualquier cosa, pero igual como que uno compartía con otras personas; iba hablando de esto o hablando de lo que creía sobre alguna canción o sobre algún detalle musical, y como que lo podía aplicar al otro día. El disco es más verano, más permeable, más energético, más iluminado.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

ATÍPICOS

Fue en el 2008 que Sepúlveda y Parra se juntaron por primera vez a hacer música. Desde ese entonces establecieron un sistema de funcionamiento especial para la banda que estaban creando.

“Nosotros no somos una banda, de partida. Somos como dos amigos que hacemos música, tenemos una banda, pero somos bien atípicos, yo creo, en nuestro sistema. No somos como cuatro hueones que se juntan a ensayar, a tomar chelas todos los martes y jueves y todo el año, y después van a grabar”, plantea Ives. “Es muy distinto a eso, aunque pueda parecer que ensayamos harto. Para fuera se puede ver eso, pero es nada que ver. O sea, no. No ensayamos nunca”.

Es ese método el que han mantenido en sus 10 años de historia y el que piensan continuar en el futuro, sin importar donde los lleven los planes. “Yo ahora estoy pensando en irme de Chile. Y da lo mismo, este sistema nos permite hacerlo. Total, ensayamos poco y lo podríamos hacer, qué sé yo, por celular”, comenta entre risas el músico.

-¿Es real eso de que casi no ensayan?

-M: O sea, lo hacemos cuando tenemos fechas, gira; cuando amerita ensayar. De hecho, personalmente me gusta más. O sea, no es de pajero, pero es bueno no estar chato. Siento que las bandas que ensayan caleta como que después se lo saben tan de memoria que queda un poco inhumano cuando tocan. Se pierde toda emoción. En cambio nosotros es como que igual tocamos bien, te sabís las canciones, pero igual hay un factor, un porcentaje de algo que está en vivo. Algo puede pasar ahí.

-“Hyper Super Mega” salió justo cuando cumplen 10 años. ¿En qué momento de su carrera sienten que están?

-M: Puta, siento que no hay cambios tan bruscos, pero está todo más sólido. seguimos tocando la misma cantidad de veces en vivo al año, no es como que ahora toquemos el triple de antes, pero cada vez es todo más ordenado, cada vez va más gente, las giras funcionan mejor. No estamos abarcando más, pero lo que ya estamos manejando está mucho mejor.

-Me imagino que en eso ayuda harto el haber tocado tanto por Europa y otros continentes.

-M: Esa hueá. La primera gira en Europa fueron como 59 fechas, entonces ya a la 30 estábamos tocando bacán. Era como ensayar 30 días seguidos, entonces ya tocábamos mucho mejor. A esas alturas ya estay chato, estay medio loco, pero ya estás tocando mucho mejor.

-I: No, claro. Yo creo que para todas las bandas o músicos en general, exponerse a ese tipo de situaciones hace que des saltos muy grandes todo el rato. Porque te obliga. Sino siempre estarías donde mismo. Como dice Manuel, nosotros no sentimos ningún cambio en general. O sea, yo estoy más viejo y uno madura un poco más y es eso, pero nosotros personalmente no hemos cambiado, Yo, personalmente, no he cambiado mucho en los últimos 10 años y Manuel tampoco. Quizás a otras personas o bandas sí les pasa, pero nosotros yo creo que seguimos haciendo lo mismo con más medios. Y hacemos otro disco no más. Sabemos más cosas, aprendimos más cosas.

-¿De verdad que no afectaría que vivieran en otros países?

-I: Es que da lo mismo po, yo creo que cambiaríamos nuestro sistema a otro sistema que nos sirva y quizás la música se determina por eso. No sé.

-¡Qué práctico todo!

-I: Es que qué podríamos hacer. ¿Ponernos dramáticos? O sea, yo tampoco sé, pero tengo la libertad de hacerlo. Manuel también tiene la libertad total de hacer lo que quiera. No es como “oye, hueón, si te vay cagó la banda”. No, chao. Da lo mismo en verdad. aparte siempre nos vamos de gira y siempre tocamos en Estados Unidos, en Europa o si tocamos en otro lado nos juntamos donde sea. O sea, sería mucho más terrible si uno se fuera como a Corea, no sé.

*The Holydrug Couple dará su último concierto del año este sábado 29 de septiembre en Bar Loreto. Más información en este enlace.

Fotos: Mila Belén


Periodista. Director de Melómanos Magazine (@ignaciosilvva).

TE PUEDE INTERESAR

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *