Weezer: Fuera del garage

Weezer
Martes 24 de septiembre, Movistar Arena
Produce: Lotus

Parecía una broma hace 10 años y lo sigue pareciendo hoy, pero es cierto que en 2010 un “fan” decepcionado armó un crowdfunding con el que pretendía jubilar a Weezer. Hubiese sido lamentable por muchos motivos, pero sobre todo porque recién ayer –con casi tres décadas a cuestas- los de Los Ángeles debutaron en Chile.

Eso sí, el punto central que sostenía la iniciativa del conflictivo fanático sí se comprobó ayer, ante un Movistar Arena a medio llenar: desde cierta perspectiva, puede que la banda venga confirmando la tesis que pone en duda la calidad de su material post “Pinkerton” (1996), con un setlist centrado principalmente en los hits incombustibles de “The Blue Album”, aquel discazo con el que debutaron en el 94.

weezer2_mlns

¿Punto en contra? Para nada. Que la columna vertebral sean clásicos hacen que el show de Weezer sea vibrante de principio a fin; desde que el cuarteto aparece en escena y sin aviso previo desenfundandl ‘Buddy Holly’, hasta el inspirado cierre con la emotiva ‘Say It Ain’t So’.

En el efecto electrizante ayuda además el histrionismo de Rivers Cuomo. Sin pudor alguno y emulando a sus ídolos del power pop, el frontman recurre a todas las artimañas de un showman, desde echar mano a varias frases en español hasta exagerar sus movimientos en la guitarra cual guitar hero.

weezer3_mlns

Ante la falta de mayor parafernalia, la actuación de Cuomo no alcanza a sonar exagerada; es, en cambio, un complemento a la perfecta interpretación que lleva adelante junto a Patrick Wilson, Brian Bell y Scott Shriner.

Que el concierto no haya bajado de un punto álgido también se apoya en los covers a los que la banda recurrió durante la noche. Un ítem que aunque en número excesivo, cumplió la función de generar vínculo con todo quien haya pisado anoche el Movistar Arena, además de mostrar una cara con más personalidad (‘Take on me’, ‘Paranoid’) de la canciones que el cuarteto registró en «Teal Álbum», el disco de reversiones que editaron a comienzos de año.

Weezer ya no es la banda que adoraba su garage como en su clásico del 94: ahora es tal vez uno de los mayores espectáculos de la música pop y, por suerte, eso quedó en evidencia ayer. Aunque a algunos les moleste.

Fotos: Carlos Muller


Periodista. Director de Melómanos Magazine (@ignaciosilvva).

TE PUEDE INTERESAR

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *