LEYENDO

Javiera Tapia: Amiga de lo (no tan) ajeno

Javiera Tapia: Amiga de lo (no tan) ajeno

Hace poco más de una semana se publicó “Amigas de lo ajeno”, el segundo libro de Javiera Tapia, bajo un contexto de encierro y distancia, de pandemia y conflicto social. El trabajo reúne relatos vinculados a la vida de algunas de las músicas más relevantes del país, juntando sus anécdotas con la vida de mujeres feministas en un relato donde -tal como se describe en su contraportada- lo binario y patriarcal se diluye para contar la historia desde otra perspectiva.

***

Dentro de sus tres meses de cuarentena y de lo que describe como unos “días raros”, Javiera Tapia dice que ha habido situaciones puntuales que la han sacado de la cotidianidad.

Fuera del lanzamiento de “Amigas de lo ajeno” (Planeta), su segundo libro de temática musical, la periodista describe que lo que la ha sorprendido han sido mensajes que le han escrito lectoras por su nuevo trabajo. «Personas que no conozco, cabras del sur o del norte que no nos conocemos para nada, que se compraron el libro o lo leyeron y mandan fotos de partes subrayadas y me explican por qué esa frase es importante para ella», relata. «Lo encuentro muy bonito porque eso significa que uno de mis deseos, que era que otras mujeres se identificaran con las historias, se cumplió».

En sus 176 páginas, el libro reúne entrevistas que la autora realizó en la última década a una larga lista de músicas (Ana Tijoux¸ Camila Moreno, Dadalú, Denise Rosenthal, Fakuta, Francisca Valenzuela, Horregias, Javiera Mena, Mariel Mariel, Mon Laferte, Princesa Alba, Niña Tormenta y Valentina Martínez, entre otras) en torno a sus experiencias dentro de una industria marcada por el machismo.

“Y es fuerte que pesar de ser relatos que están basados en entrevistas a músicas que tienen una vida muy concreta e incluso diferente entre ellas, las cosas que explican se pueden expandir a diferentes contextos, incluso a la vida de nosotras”, analiza Tapia. Y agrega: “Algo que le pase a una de las músicas ahí o algo que una reflexione ahí, le puede pasar a mi mamá, tu mamá, a tu prima, y eso lo encuentro muy bonito, eso era uno de mis deseos del libro. Hay algunas lectoras que me comentan de algo que subrayaron y es bonito pero, hay otras que me han contado cosas que le han pasado muy tristes y que se han sentido identificadas y es triste porque ojalá no pasara eso, no tuviéramos que vivir ese tipo de cosas”.

DESOBEDIENCIA

Aunque “Amigas de lo ajeno” es el segundo libro que Javiera publica en los últimos tres años, las diferencias respecto a “Es difícil hacer cosas fáciles” (Los Libros de la Mujer Rota, 2017), su trabajo anterior, quedan en evidencia desde el comienzo.

Además del tema -“Es difícil hacer cosas fáciles” trata sobre los 10 años que moldearon el indie local- el trabajo difieren en la forma en que se presenta la narración. «El anterior es una historia oral, un trabajo muy periodístico donde con Daniel (Hernández, coautor de “Es difícil hacer cosas fáciles) habíamos hecho muchas entrevistas. En el fondo no estábamos tan presente en el libro más allá de seleccionar, ordenar, armar un contexto de estas historias», aclara Tapia. «Yo encuentro que en este libro si estoy presente como persona, como mujer y eso me da mucho nervio, igual siento que es exponerse un poco, a pesar de no ser un libro sobre mí».

Otro punto diferenciador es el aspecto: esta vez los textos de Javiera son complementados con ilustraciones de Desobediencia Visual, artista visual disidente que retrató a la autora y a las músicas que aparecen en el relato. «Yo soy muy fan de ella de hace mucho años, siempre que iba a una feria y estaba ella con sus cosas arrasaba con sus fanzine, sus stickers… muy fan. Siempre pensé que si algún día podía escribir algo, quería que ella se encargara de la parte visual», relata Tapia.

Bio Javiera Tapia

Bio Javiera Tapia. Ilustración: Desobediencia Visual

-¿Qué te atraía de su trabajo?

-Siempre me gustó mucho el universo que dibuja, que tiene que ver con la visibilidad lésbica, el amor entre mujeres. Igual ella antes había hecho retratos de músicas. Encuentro que es muy talentosa. De hecho, me encantaría ver un libro visual de su trabajo completo, sería como un sueño porque además de ser un trabajo estéticamente muy lindo es muy necesario, porque tiene puntos de realidad un poco más cruda que me gusta que exista porque ninguna historia debiera ser higienizada.

-Me pasa que siento que es otra voz dentro del libro.

-Sí, completamente. Porque claro, las palabras que están ahí las escribí yo, pero hay un gran porcentaje del libro que es ella y es su trabajo y es su universo y su manera de pensar. De hecho, en el capítulo de Horregias hay un fanzine (“Muerta por lesbiana”) y también me hace mucho sentido compartir ese trabajo en este libro. Me parecía un buen lugar donde se mostrara el trabajo que habían hecho ellas dos (Rae del Cerro y Desobediencia Visual).

-En cuanto a los relatos, ¿cómo fue la selección de las músicas? Imagino lo complicado que pudo resultar eso.

-Me hubiera encantado entrevistar a músicas que han estado activas muchos años antes y eso me interesa mucho. Siento que quizás quería que fueran mujeres diversas para hablar de diferentes temas, cada una tiene su rollo propio, no tienen la misma vida. Además, quería que hubiese diversidad de experiencias. Pero en cuanto a la selección de las músicas, ahora que lo veo terminado, creo que tiene mucha relación con mis 10 años de trabajo más fuertes; creo que en estos últimos 10 años han sido las que he observado con mayor atención o las que han estado súper activas en la última década, entonces obviamente tiene mucho que ver con el contexto, con las cosas que trato de explicar también porque a lo largo del libro esos momentos en lo que aparezco tienen mucho que ver con la cosas que yo he aprendido gracias a estar escuchándolas, observándolas, yendo a su conciertos, escuchando sus canciones o entrevistándolas.

Me gustaría, no sé, hacer tomos: me encantaría hacer un tomo de las músicas en los 60, me encantaría saber qué pasó con la música antes de la dictadura, cómo era el mundo para las mujeres músicas antes de la Dictadura. Me imagino debe ser muy pelúo porque debe haber una falta de registro importante. Pero si lo pienso sin límite de tiempo, me hubiera encantado incluir más.

-¿Y en qué momento te diste cuenta de que estos relatos que iban contando las músicas iban a reflejar muchas voces, a muchas mujeres? Yo me vi reflejada en varios siendo que mi área es completamente distinta, como por ejemplo el hecho de tener que validarlos en nuestro trabajo día a día.

-En las mismas entrevistas me fui dando cuenta que a pesar que las músicas eran muy diferentes y que le pasaran cosas muy distintas, había cruces inevitables. Quería saber si sucedía eso, yo misma quería saber si mientras las escuchaba a ellas me resonaba algo o pensaba pucha a mí también me ha pasado eso o también me he sentido así. Quería saber si le pasaba a otras mujeres leyéndolos y me ha pasado y eso también me pone super emo (risas). Yo creo que en momentos determinados del libro se genera un poco eso, como «pucha, sí, esto es muy común». A mí también me pasó, y eso lo encuentro muy bonito y muy triste al mismo tiempo, como darte cuenta que también te pasa. Es muy lindo y hay otras cosas quizás, como momentos desagradables o algo que tiene que ver con el machismo o la violencia de algún tipo, y uno dice “puta, a mi también me pasó”, y eso es muy triste ¿cachay? Cachar que eso se multiplica en diferentes contextos.

-Dentro de esas situaciones desagradables, hay una que aparece también en el libro respecto a Princesa Alba. Ella recibió un montón de prejuicios y violencias por sus primeros videos…

-No se le trato de música, eso fue con el tiempo. Es muy decidor, de si te ves de una manera, te tratan como una observación mezclada con burla y desconfianza como “¿Qué es esto? No lo entiendo, entonces me burlo”. Y se crean estos mitos urbanos alrededor de alguien, que fue lo que pasó con ella y que con el tiempo se demostró que no, que ella es música, ¿cachay? Al principio ella con sus videos es un claro ejemplo de lo que se enfrentan las mujeres al momento de crear algo, independientemente de que sean músicas o escriban. Es un ejemplo muy claro de cómo se te vienen encima todos los prejuicios de la gente por estar haciendo algo que quizás escapa de sus modelos de conciencia, algo a lo que no le encuentran inmediatamente el sentido dentro de la caja que tienen en su cabeza.

-En una de sus presentaciones puso en las visuales comentarios que le habían dejado y entonces el hecho de visibilizar ese acto, esa violencia para mí es un acto político.

-Totalmente. Yo siempre he visto a la Trini como un artista súper política, por eso para mí no era raro que cuando pasó lo del 18 de octubre estuviera haciendo como tres tocatas al día para reunir gente en la calle, y encuentro bacán que ocupe su plataforma para eso. Y si alguien piensa que por hacer pop o trap o por no hacer letras tan frontales como la Ana Tijoux, una artista como la Trini no genera una reflexión política, está súper equivocado. O sea, yo creo que todo genera una reflexión política, ¿cachay? O sea, en el caso de “Del Cielo Mixtape”, muchas canciones tienen que ver con el amor entre amigas, el amor entre mujeres, el cuerpo… el videoclip donde sale con sus amigas mostrando el cuerpo de determinada manera como ellas quieren mostrarlo. Ese tipo de cosas son súper políticas.

COLECTIVA

El 25 de junio de 2016, hace más de tres años, el cuerpo de Nicole Saavedra fue encontrado con las manos atadas y señales de tortura en el Embalse Los Aromos de Limache. Había estado desaparecida durante una semana. Años después, Lorena Astudilla, de la Red chilena Contra La Violencia Hacia Las Mujeres, definiría el hecho como una «injusticia Patriarcal»: pese a tratarse de un lesbofemicidio, en la investigación nunca se consideró la condición sexual de Astudillo como un punto determinante.

Dentro del capítulo de “Amigas de lo ajeno” dedicado a Horregias, una de las bandas clave de la música feminista, hay una frase que conecta con el caso: «Las lesbianas llenaron la plaza de Quillota».

«Es tan importante porque deja claro que las lesbianas empujaron, ayudaron y apoyaron mucho a la familia de Nicole Saavedra para que ese proceso judicial avanzara, pero también una desde lejos veía como diferentes mujeres y colectivos de lesbianas se organizaban para ir apoyar a sus familias y marchar por Quillota, juntarse en la plaza, ir a la fiscalía, ¿cachay? Me parece súper importante siempre relevar eso, ese trabajo de activismo que se hace todo los días», explica Javiera.

-¿Qué tan importante consideras que son los colectivos dentro del movimiento feminista?

-Los movimientos feministas siempre han existido en el Siglo XX. Pienso en las obreras del salitre, de las fábricas, mujeres que hacían prensa en esos tiempos. Hay diarios de obreras. Evidentemente, a lo largo de toda la historia han existido grupos de mujeres empujando algo. Creo que es súper importante agrupar los procesos, si al final los movimientos feministas, o el feminismo, es una perspectiva o manera de pensar la vida, y en base a esa manera de ver tu vida te asociai, te organizai con otras mujeres en tus barrios o en tu colegio. Por eso una de las primera frases del capítulo de Horregias es esa, había que destacar esos colectivos de mujeres empujando cambios en el fondo, empujando que se conozcan o se avance en procesos judiciales por ejemplo.

Justo esta semana es la semana con Nicole Saavedra y me parece súper importante que estemos todo el rato hablando de eso. En el caso de Nicole hay muchas variables que se cruzan para hacer que un caso así no avance. El hecho de haber sido camiona -como siempre dicen las chiquillas-, pobre, vivir fuera de la capital; había muchos motivos para que un caso así se olvidara porque sabemos cómo son las cosas. Y la familia de Nicole y todas las lesbianas apañaron para que eso no sucediera y al final se pudo llegar a un resultado gracias a eso y siento que ahí las Horregias tienen un papel súper fundamental desde el arte, desde la música, y que no es sólo un discurso y ya, un panfleto y ya; hay mucho arte detrás de lo que hacen.

Portada Amigas de lo ajeno

Portada «Amigas de lo ajeno». Imagen: Planeta.

*Encuentra “Amigas de lo ajeno” en La Tienda Nacional y Buscalibre.


Diseñadora Gráfica, experta en listas y creadora de @1515playlist (@daniadumi).

TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario