LEYENDO

GABIFUEGO: ¿Cómo el guitarrista chileno de Boy Pab...

GABIFUEGO: ¿Cómo el guitarrista chileno de Boy Pablo terminó lanzando un disco de reggaetón?

Gabriel Nystad Muñoz era hasta hace poco sólo uno de los cinco músicos tras Boy Pablo. Pero a comienzos de octubre lanzó “Romanticas”, un disco de seis canciones en las que explora el sonido latino. ¿Cómo llegó a eso? En esta entrevista repasa su camino a GABIFUEGO.

***

En la historia de Primavera Sound, puede que la del 2019 quede entre sus ediciones más memorables. Aunque si hay algo que definió esa versión del evento catalán, fue su diversidad: además de artistas como Tame Impala, Solange, Mac DeMarco, Kali Uchis y James Blake, ese año marcó la llegada del reggaetón a su cartel de la mano de J Balvin e Ivy Queen.

«Nosotros tocamos también con Boy Pablo y ahí fue donde vi mi primer concierto de reggaetón», recuerda ahora Gabriel Nystad Muñoz, guitarrista de la banda de ‘Everytime’, desde su casa en Oslo.

El show que vio el músico noruego-chileno fue el de J Balvin, que fue el encargado de cerrar el festival con la parafernalia de su “Arcoíris Tour”. «Fue increíble», comenta Nystad. «Ahí dije: “Woah, me encantaría hacer algo así”. Y mi amigo Fabio, que también es mánager de Boy Pablo, me dijo: “¿Y, por qué no lo haces?”. Ahí me decidí a intentarlo. Fue tan estúpido como eso».

De esa anécdota salió GABIFUEGO, el proyecto de reggaetón que estrenó a comienzos de este año y con el que el 2 de octubre lanzó “Romanticas”, un primer disco compuesto por seis canciones influenciadas por la camada colombiana del género.

FEELING

Luego de Primavera Sound y una vez de vuelta en Noruega, Gabriel se puso a trabajar de lleno en la idea que surgió en Barcelona. Para ello encontró apoyo en el también integrante de Boy Pablo, Eric Tryland.

«Él también quería probar, quería producir, así que la primera canción, ‘Para Nada’, está hecha por él. Nos metimos en su casa una semana y empezamos a hacer demos. De ahí salió, así, tan fácil», cuenta ahora Nystad.

Pero el impulso definitivo al proyecto llegaría poco después con la aparición de ‘Contigo Tengo Feeling’, una contagiosa canción que cuenta con la colaboración de Astrid S, uno de los nombres estelares de la música noruega y reconocida por sus vínculos con artistas como Shawn Mendes y Troye Sivan.

«Ella es súper famosa aquí, y eso también me ayudó un poco a que la gente pudiera abrir los ojos al reggaetón, porque si ella lo hace entonces lo iban a encontrar interesante», comenta GABIFUEGO.

Gabriel y Astrid S

GABIFUEGO junto a Astrid S. Foto: Cortesía.

-¿Allá la gente escucha reggaetón? ¿O es más bien algo exótico?

-GABIFUEGO: Todavía es un poco exótico. Pero el reggaetón se está haciendo algo tan grande ahora con J Balvin, y están colaborando con artistas americanos tan grandes como Cardi B y Dua Lipa, que ha hecho que llegue acá a Noruega. Pero no es al mismo nivel, todavía veo que hay que trabajar en ello. Eso lo veo yo como mi trabajo.

-¿Y cómo era tu relación con el reggaetón antes de ese concierto en Primavera Sound?

-GABIFUEGO: Siempre he escuchado reggaetón, siempre ha sido parte mía y me ha ayudado a mantenerme más cercano a mis raíces, escuchar música en español. A mi familia también siempre le ha gustado escuchar reggaetón y siempre ha sido algo que forma parte de mí.

-Como bien advierte el título, las seis canciones son bien románticas. ¿Cómo se dio el acercamiento a ese tipo de reggaetón?

-GABIFUEGO: Cuando con Eric hicimos ‘Para Nada’, sólo era una canción en la que queríamos experimentar. Pero como yo siempre había estado escuchando el reggaetón, sabía que podía ser un poco fuerte comparado con la cultura noruega, que es un poco más suave en el sentido de que no se habla tanto del sexo y cosas así. No son como nosotros, los latinos. Entonces yo quería encontrar algo ahí entre medio, quería hacerlo más romántico. A mí me salía más fácil hacer algo romántico y escribir letras que podían ser del amor, pero que no fueran tan groseras o explícitas.

PLOP

Además de motivar a Astrid S a cantar en español, GABIFUEGO canta en uno de los versos de ‘Contigo Tengo Feeling’ una frase dirigida a los chilenos: “Como el Condorito me dejas “Plop!””.

«¡Sí! Quería poner algo que sólo entendiéramos los chilenos. Mi tía también me mandó un mensaje y me preguntaba quién iba a entender eso. “Los noruegos no lo van a entender”. Y eso es verdad, yo creo que ningún noruego lo va a entender. Pero da igual, van a tener que buscar al Condorito en Google», dice el músico entre risas.

Al igual que Nicolás Muñoz, el líder de Boy Pablo, Gabriel es noruego-chileno de primera generación. El lazo, cuenta, viene por su papá, que en su juventud se trasladó a Bergen junto a su familia: «Mi padre se vino cuando era joven, cuando tenía unos 18 años. Él se vino con su familia y aquí conoció a mi madre. Su familia volvió, menos él. Yo nací en Bergen y crecí ahí».

-¿Habías venido a Chile antes del concierto en Blondie del año pasado?

-GABIFUEGO: He estado en Chile varias veces porque tengo a casi toda mi familia allá, a mi abuela, mi tío y mi tía, mi prima. Así que la última vez que fui fue el año pasado con Boy Pablo, hace un año, pero antes de eso creo que fue el 2016. Ahora tenía planeado ir este verano y se cagó con esto del Covid, así que a ver cuando se da otra vez.

-A propósito de ese concierto, ¿cómo lo recuerdas? ¿Cómo fue esa experiencia?

-GABIFUEGO: Ah, ese fue el mejor concierto que hemos tocado. Y también el más importante, el que más ha significado, por lo menos para mí y Nicolás. Siempre fue un sueño. Cuando empezamos con Boy Pablo decíamos «el día que toquemos en Chile va a ser el tope». Fue súper fuerte en el buen sentido. Y también con el movimiento que estaba pasando y que tampoco sabíamos si podíamos tocar por todo eso. Fue algo súper bueno que acabáramos tocando y vimos que el hecho de no cancelarlo también significó algo para la gente. Así que no sé, de sólo pensarlo… fue bueno, hueón.

-Esta duda la tengo hace tiempo: Nico y tú tienen el mismo apellido (Muñoz), ¿tienen algún parentesco?

-GABIFUEGO: No. Nosotros somos como familia, porque nuestras familias son amigas, pero lo del apellido es coincidencia. Cuando empezamos el proyecto, cuando todavía no estábamos tocando conciertos ni nada, bromeábamos con eso, con que éramos primos. Y de repente lo empezaron a escribir en todos los lugares, entonces ahí fue como «ahora está pegao, qué vamos a hacer». Pero nosotros somos amigos y hemos pasado mucho tiempo juntos. Mi padre y su padre se conocen bien, así que hemos pasado mucho tiempo juntos. Por eso también formo parte de la banda al día de hoy.

-Pero entonces ustedes se conocen desde chicos.

-GABIFUEGO: Sí, sí, desde muy chicos. Íbamos a la misma iglesia, crecimos juntos y hasta los 12 o 13 pasábamos mucho tiempo juntos. Después pasaron un par de años, porque yo me mudé del lugar en el que vivía él, y a los 16 él me llamó un día para decirme que quería empezar una banda. Me dijo «vente», y ahí empezó.

-¿Y tú tocabas?

-GABIFUEGO: Sí, un poco. Empecé a tocar como a los 13, así que sabía. Pero tampoco era bueno. Me acuerdo todavía que cuando me llamó él me preguntó como «ya, ¿y sabís tocar la guitarra?». Y yo le dije «sí, sí, sí sé». Y ahí empecé a ensayar todos los días, porque yo sabía que el Nicolás era súper bueno pa la guitarra, así que ¿qué iba a hacer?

-Tenías que ponerte al nivel.

-GABIFUEGO: Sí, tenía que ponerme las pilas para ser mejor.

-¿Cómo dirías que es tu conexión con tu lado chileno?

-GABIFUEGO: Bueno, aunque no nací allí, es una parte de mi vida en el sentido de que mi padre mantiene mucho la cultura y he aprendido mucho de él. Acá celebramos el Día Nacional de Chile, hacemos palta, comemos sopaipillas y cosas así que mi madre también ha aprendido a hacer para que podamos comer en casa. Siempre ha formado parte de mí; en ese sentido, nunca he sido 100% noruego aunque he vivido toda la vida aquí. También tengo una buena conexión con mi familia en Chile, hablo mucho con ellos y eso es algo que nunca voy a perder. También he crecido con el Chavo del 8, con Condorito y esas cosas que son parte de mí.

-Volviendo a Gabifuego, el proyecto nació de forma súper orgánica. Pero, ¿ya tienes pensado próximos pasos? ¿Has seguido componiendo o está un poco en stand by ahora que sacaste el disco?

-GABIFUEGO: He tratado de parar de componer, pero todavía hago mucha música. Yo creo que el próximo paso es tratar de meterme un poco más en el sonido latino, porque hasta ahora he tenido la posibilidad de colaborar con gente que conozco aquí en Noruega y hacer cosas que están entre lo nórdico y lo latino. Pero creo que mi próximo paso es ir más fuerte por el lado latino, sólo en español. Estoy tratando de ponerme más en contacto también con artistas latinos para colaborar con ellos, porque me gustaría hacer canciones en full español. Me encantaría colaborar con artistas jóvenes chilenos. No sé si sabís del Gianluca, me imagino que sabes.

-¿Te gusta Gianluca?

-GABIFUEGO: Sí, sí, me encanta él y la Princesa Alba. Me encantaría ponerme en una canción con ella, ellos. Así que ese sería mi próximo paso y eso es lo que estoy tratando de hacer ahora: ponerme las pilas y hacer más música, sacar más música. Yo creo que este primer disco ha sido un poco experimental, en el sentido de que tampoco he tenido mucho la visión de cómo hacerlo; sólo lo he hecho y esto es lo que ha salido. Pero ahora, creo que el próximo paso para mí es hacer algo un poco más producido, algo que tenga la idea ya más planeada y hacer algo que tenga sentido.

-¿Y este proyecto lo ves siempre en paralelo en Boy Pablo? ¿Planeas mantener las dos facetas, la del guitarrista indie y la del reggaetonero?

-GABIFUEGO: No sé, justamente ahora estoy viéndolo. Es que como está pasando todo esto del Covid, no he tomado tantas decisiones en el sentido de si voy a mezclar las dos cosas, porque hasta ahora he tenido la posibilidad de centrarme a full en GABIFUEGO, como con Boy Pablo está todo cancelado. Pero claro, ahora que vamos a lanzar el álbum, vamos a empezar a hacer un poco de cosas. Pero no lo he visto como un problema, creo que esa decisión la voy a tomar cuando la tenga que tomar. Hasta ahora me ha gustado hacer las dos cosas y no creo que vaya a parar con Boy Pablo tampoco. Así que yo creo que voy a ir a full y cuando pueda hacer cosas con GABIFUEGO voy a hacerlas. Pero no sé, tampoco sé por cuánto tiempo quiera hacer lo de GABIFUEGO tampoco, pero ahora me hace ilusión y quiero seguir.

Fotos: Cortesía GABIFUEGO


Periodista. Director de Melómanos Magazine (@ignaciosilvva).

TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario