LEYENDO

Bronko Yotte, “Fuero Interno” y cómo emerger desde...

Bronko Yotte, “Fuero Interno” y cómo emerger desde una crisis

Los cuestionamientos en torno al éxito y a la exposición constante funcionaron como inspiración para las 15 canciones de “Fuero Interno”, el primer disco de Bronko Yotte en cinco años y el quinto LP de su carrera. “Por todo eso yo afirmo que «Fuero Interno» es un disco de crisis. O más bien un disco de cambio; cambio personal y contextual también”, explica.

***

Para el exterior, el verano del 2019 fue uno de los más exitosos en la carrera de Bronko Yotte (Felipe Berríos). Pero para el músico, la temporada que había comenzado anunciado en la fallida versión 2019 de Primavera Fauna y había terminado en marzo en Lollapalooza estaba lejos de ser satisfactoria.

«Fue una temporada de muchos festivales, pero a la vez estaban pasando muchas cosas paralelamente a nivel personal y estábamos tocando mucho, entonces el tiempo para producir nuevas cosas se hacía escaso», recuerda ahora Berríos. «En el fondo, me vi en la cresta de la ola y fue como chucha, no sé si tengo el tiempo o si puedo darle continuidad a este movimiento. No tenía listo al tiro un disco, no estaba en condiciones de terminar algo, y me empecé a ver frente a una especie de vacío y frente todas las sensaciones con uno mismo que provienen de la relación con la cultura de la novedad compulsiva».

La sensación se acrecentó con el lanzamiento de ‘Matanga’, el primer single de Bronko Yotte junto a Quemasucabeza editado en marzo, en la previa a Lollapalooza.

«Nada, en la dinámica del single no funcionó. Creo que mi música no tiene mucho que ver con esa lógica del boom. Entonces como que te enfrentai a eso: decir me encanta esta canción, me siento súper representado, el proceso de crearla fue increíble, tiene todo lo que yo valoro en una canción, pero este hype de los números y todo le es esquivo«, resume. Y luego profundiza: «Eso te afecta, te afecta el ego y entrai a estar medio confundido. Entonces esa compulsión, esa poca claridad y ese poco tiempo para pensar a fondo en estos asuntos, yo creo que me dejó en relación a lo laboral en un momento bien crítico el año pasado».

La crisis desatada tras esos episodios terminaría funcionando como la inspiración central tras “Fuero Interno”, el disco que el músico estrenó el nueve de octubre, cinco años después de “Gala” (2015) y del que ‘Matanga’ terminaría siendo primer adelanto.

«Por todo eso yo afirmo que “Fuero Interno” es un disco de crisis. O más bien un disco de cambio; cambio personal y contextual también».

METODOLOGÍA

La idea inicial de Bronko Yotte era trabajar en un disco aplicando las formas que había encontrado en sus casi 15 años haciendo música. De hecho, “Gala”, su último disco, había nacido de un proceso fluido que le permitió optimizar el tiempo en una época en que todavía se dividía entre la música y su carrera como profesor.

«Pero definitivamente hacer “Fuero Interno” no fue como hacer “Gala”. Fueron épocas distintas, pero además metodológicamente fue nada que ver. Me tuve que encontrar con otra forma de hacer las canciones», explica Berríos. «En cierta forma, al hacer “Gala”» en 2015 estaba relativamente seguro de cómo se llevaba adelante el proceso de crear canciones. Como que tenía un modo establecido que pude aprovechar. Ahora yo pensé que hacer este disco iba a ser así, pensaba que iba a ser una nueva confirmación de que sabía cómo hacer mis canciones, pero no; la experiencia, la sensación propia, íntima, el contexto social cultural me obligó a hacer la música de otra manera».

Sumado a eso, en medio del proceso el músico recibió una propuesta que dilató la composición del trabajo: una marca de bebidas energéticas lo invitó a Nueva York con el objetivo de trabajar una producción que terminaría resultando en “Deli” (2019), un EP de sonido y construcción urgente nacido casi por completo en Brooklyn.

«Cuando empecé este proceso tuve la necesidad de suspenderlo en un momento, hacer una pausa y hacer “Gala”. El planteamiento de “Deli” fue hacerlo de golpe, en dos semanas. Era como Este es el tiempo que hay y este es el disco que va a ser. Punto. Eso fue “Deli”, porque yo necesitaba pararme a hacer las canciones de esa manera, en medio de un proceso que ya me había dado cuenta que daba pa largo», resume Bronko.

Entrevista Fuero Interno

Foto: Val Palavecino

-¿Y esa forma de trabajar no contagió el proceso de “Fuero Interno”?

Bronko Yotte: Más o menos. Para ser más concreto: hay canciones en las que la letra la hice de manera mucho más visceral, como ‘Esasi’ o ‘Al Capone’. Son canciones que tienen una forma de escribir más ya, vamos, tengo que escribir. Fue como tirar la mancha sobre la tela. Vamos, listo. Estas son mis posibilidades, este es el tiempo que tengo, pah. Fue un poco así. Pero a diferencia de “Deli”, ese gesto ágil es contrarrestado por una edición más cuidadosa, me preocupé más de la estructura de la canción, puse más énfasis en la musicalidad, que tuviera más secciones, momentos, que fuera más expresiva que simplemente un loop rico, ¿cachay?

-Jugaste más con las estructuras y ese tipo de elementos.

Bronko Yotte: Sí. Entonces hay un cuidado adicional que no tenían mis canciones anteriores para compensar el hecho de que algunas de las canciones fueron escritas, por lo menos la letra, de manera más urgente.

-Es llamativo de tu música que aparte de la letra haces los beats. ¿En este disco fue lo mismo?

Bronko Yotte: Sí, la mayoría de los beats son míos. Bueno, salvo el beat de ‘Puchero’ que es de un amigo mío, Cheo O’Brown. El resto de los beats, o lo básico de los beats, son míos más ciertas contribuciones instrumentales o ciertos breaks instrumentales. Como por ejemplo en ‘Esasi’, que hay un break entremedio, eso lo hice junto con Martín (Berríos); fue idea mía, pero él la ejecutó y él compuso ahí bastante.

-¿Generalmente compones cuando ya tienes el objetivo de lanzar un disco, un mixtape o un EP? ¿O también escribes de la nada?

Bronko Yotte: Yo creo que hoy en días las canciones salen por la decisión de que tiene que haber música nueva. Tiene que estar la motivación, tengo que decir Necesito música nueva. Y eso es sobre todo porque los tiempos van cambiando. Yo ahora soy papá, entonces los tiempos ya son otros, uno de verdad empieza a ver la música más como una pega, y eso no quiere decir que uno la disfrute menos ni sea más automático el proceso, nada por el estilo. Pero claro, escribo cuando tengo que hacerlo, por así decir.

-Han sido meses súper intensos. Me decías que el disco viene del año pasado, ¿fue una influencia directa lo del Estallido Social?

Bronko Yotte: Hay canciones que apelan a ese momento tan explosivo. O sea, hay versos, momentos específicos. No es como que yo dedique canciones a un tema particular, no siento que escriba muy así, pero sí hay momentos en el disco que están relacionados necesariamente. Si bien más del 50% de las letras para ese punto ya estaban escritas.

TRIBU

Los cuestionamientos a la sobreexposición y la cultura de la imagen se revelan desde los primeros versos de “Fuero Interno”. En ‘Galvano’, la primera de sus 15 canciones, Bronko rapea: «Pasan cuatro horas cuando almuerzas, y hablas tanto de cuánto te esfuerzas. Toda luz un eclipse en una habitación».

Pero tras el álbum también hay otros tópicos, como el interés de Berríos de no encasillarse en géneros como el hip hop.

«Es un tema para mí, por supuesto. O sea, me gusta rapear, obviamente, y es un componente evidente de la música que hago. Pero en el fondo, ya a nivel más personal, no me siento parte de una tribu urbana o de una forma de vida o de un movimiento u otras formas de denominar el rap».

Felipe Berríos: Fuero Interno

Foot: Val Palavecino

-¿Cómo es tu relación con la idea del hip hop?

Bronko Yotte: En mi propuesta particular, no me siento defensor de la idea del hip hop chileno, ¿cachay? Encuentro que esa aproximación me hace sentir encerrado, no me acomoda. Igual tampoco miro en menos a los que lo ven así porque, de hecho, dentro de mis amigos hay raperos y dentro de ellos hay algunos que se sienten muy de la volá del rap chileno. Y está bien, tiene que ver con su historia de vida y a eso apelo yo, a que seamos honestos con quienes somos, con cómo partimos en esto y cómo lo hemos vivido siempre. Simplemente yo creo en aportar otras formas de ver la música, eso es lo que a mí me gustaría dejar considerando que ya no soy tan cabro y que no sé cuántos años más esté específicamente rapeando. Pero si algo quiero dejar es eso: otra forma de emparentar artistas. Una forma es la obvia, que es géneros musicales. Otra es artistas que hablan de ciertos temas, o artistas que son más poetas y menos narradores para sus letras. Y en virtud de esas preocupaciones es que yo también colaboro, busco colabores con quienes me identifico en un lugar más profundo que lo que tiene que ver con el marketeo o con lo géneros.

-Hablando de eso, este disco tiene varias colaboraciones. ¿Cómo se configuraron? ¿En qué te fijas para colaborar?

Bronko Yotte: Están las colaboraciones obvias, que son las primeras, entre las que están Masquemusica, Pérez, Martín, y otros que han estado cercanos como Roberto Lausen, etcétera. Pero los demás que vienen más como invitados e invitadas son Ambar Luna, Gianluca, Catana, Glo Herrera, la Chini, con quien fue muy bacán trabajar, me encanta ese tema; Emaflu también, que ya está haciendo sus propias canciones. Hay conexiones personales, por un lado, y también me interesó como principio que me gusta su volá, me gusta lo que quieren decir, ¿cachay? Más allá de lo conocidas que sean esas personas o no, para mí no es factor, para mí son todos equivalentes independientes de la cantidad de seguidores que tengan en Instagram.

-En tus discos anteriores también había hartas colaboraciones. ¿Te gusta trabajar con más gente? En este tiempo el equipo que tienen con Masquemúsica y Pérez parece haberse consolidado.

Bronko Yotte: Sí, de todas maneras. El Pérez, además del DJ de la banda, es el ingeniero de sonido desde el “Con Eso Te Digo Todo” en adelante. Él ha mezclado todos los discos. Entonces ya a estas alturas, como nos conocemos súper bien, eso optimizó el proceso de mezcla y lo enriqueció un montón, y siempre desde la confianza y la amistad. A mí me encantó el proceso de mezcla, estoy súper agradecido de lo que le ha dado el tiempo a nuestro vínculo. Lo mismo con la Maca, nos queremos mucho. De personalidad somos súper distintos: la Maca es mucho más extrovertida, pero el cariño que hemos cultivado a lo largo del tiempo para mí es innegable y es decisivo también para cantar juntos. Por eso a mí me importó que ese nexo se notara más en las canciones, que ella estuviera en un rol más frontal a veces. Son letras mías en su mayoría, salvo en ‘Esasi’ que hay una letra que es de ella, pero el resto son letras mías que canta ella, las interpreta, y las interpreta de verdad, realmente las toma, como comentó en un programa que grabamos con Sintética. Ahí decía que ella cuando le toca un coro o le toca una letra que yo le paso, ella realmente la internaliza y eso le da mucha fuerza a las canciones. Así que para mí esa amistad es súper importante.

Pero a la vez aclaro que esto es un proyecto solista, ¿cachay? Hubo varios momentos en los que existía esa complicación o esa ambigüedad. Pero yo creo que a estas alturas todos tenemos súper reconocido que este es mi proyecto y ellos con toda generosidad se suman y me aportan con lo que saben. Por eso también yo valoro tanto su presencia. Y con respecto a los otros invitados, si po, quería que se notara su mano en esta pasada. Y lo bueno de la pandemia fue que con toda esa apertura de lenguaje logramos darle una síntesis, un relato; que no fuera una cosa simplemente ecléctica como una kermesse de colegio, sino que tuviera una línea, que fuera un disco cerrado. Y creo que se logra, en eso estoy muy satisfecho.

‘Las Horas’ y ’Si bien’ son canciones que salen harto de esa onda de los beats. ¿Hay algo especial en ellas?

Bronko Yotte: Yo las quise integrar, quise meterlas en momentos en que se pudieran relacionar con el resto; que no fueran un corte en el disco, sino que se sintieran parte. Ojalá se transmita de esa manera. Sí, son canciones que si bien es una ficción que me imaginé de una pareja que termina en tiempos de crisis social, me imaginé eso. Ambas canciones las escribí yo, pero Martín hizo el arreglo, las produjo y, bueno, la madurez y el conocimiento que tenemos entre nosotros para lograr esas canciones, lo tengo en alta estima. Yo siempre hablo de que el Martín pa mí es uno de los grandes talentos jóvenes chilenos, pero que se desplegara acá con ese nivel de generosidad y de calidad interpretativa y técnica fue un lujo. Esas son canciones que a mí me gustan mucho.

-La última: ¿Por qué “Fuero Interno”?

Bronko Yotte: ¿Por qué “Fuero Interno”? Porque yo creo que lo que impulsó la creación de estas canciones fue el anhelo de permear filtros propios, filtros con lo que piensas íntimamente. A lo mejor me enrollo mucho en explicarlo, pero es como eso. Es normal y esperable que uno tenga un relato interior en todo lo que uno hace, en todos los encuentros con otras personas. No es que uno esté ocultado algo, sino que hay una forma en que uno procesa lo que piensa y lo que siente. Entonces este disco es como una búsqueda de compartir eso en gesto quizás más expresionistas, por así decirlo.

Fotos: Val Palavecino


Periodista. Director de Melómanos Magazine (@ignaciosilvva).

TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario