LEYENDO

Rulo, “Precipicio” y el cierre de una etapa

Rulo, “Precipicio” y el cierre de una etapa

Casi cinco años después de debutar como solista, el bajista presenta un nuevo EP de cinco canciones que comenzó a grabar en 2018 y en las que vuelve a explorar en el vals y la música de raíz. Desde Ciudad de México el propio Rulo cuenta sus planes a futuro, repasa su relación con Mon Laferte y revela: «Con C-Funk no estamos cerrados a un regreso de Los Tetas».

***

Las cosas han cambiado significativamente en la vida de David Eidelstein. Si hace cuatro años la conversación tenía lugar en el departamento del Barrio Bellavista en el que vivía, ahora el músico contesta la llamada a más de seis mil kilómetros, desde su nuevo hogar en Ciudad de México.

«Estoy viviendo en el DF hace dos años. De hecho los cumplí hace poquito, el 16 de enero», explica de entrada el bajista conocido hace décadas como Rulo, para luego contar que ha vivido la cuarentena más tranquilo que en Chile por la inexistencia del toque de queda.

Pero no sólo el escenario físico ha cambiado: si en 2017 Eidelstein venía de enfrentar el abrupto fin de Los Tetas justo cuando tenía pronosticado comenzar la promoción en vivo de “Vendaval” (2016) -el excelente disco que marcó su debut como solista- hoy desde el país del norte presenta “Precipicio”, un nuevo EP y el segundo material que estrena con su nombre.

El álbum cuenta con cinco canciones en las que el músico vuelve a sacar brillo a una propuesta fuertemente influenciada por la música de raíz latina y en especial por el vals peruano.

«Obviamente este EP tiene mucho en lo musical de “Vendaval”, así que siento que estoy cerrando una etapa para empezar otra, con otras canciones», explica.

WHATSAPP

El primer contacto surgió en 2013. Por ese entonces Los Tetas llevaban poco más de un año reunidos y, en medio de un viaje a México, la revista Indie Rocks! les ofreció hacer una sesión en vivo desde sus estudios con Mon Laferte como invitada para cantar ‘La Medicina’.

«Nosotros aceptamos y ahí la conocí en persona. Pero no hablamos mucho, fue como buena onda no más», recuerda ahora Rulo sobre ese encuentro, que tuvo lugar cuando Laferte daba sus primeros pasos en el DF.

La relación con la autora de ‘Tu falta de querer’ revivió tres años después, cuando el músico lanzó “Vendaval”. «En ese tiempo no sé cómo empezamos a hablar por Instagram, ella me comentó que había conectado mucho con el disco. Y empezamos a hablar y a hacernos amigos«, recuerda Eidelstein. «Con el tiempo empezamos una amistad muy linda con ella y con Jalil, que es su productor musical y el productor de su banda. Después cada vez que ellos estaban en Chile nos juntábamos con otros amigos a tocar y a hacer como fiestas musicales bohemias».

En esas fiestas Laferte conoció a Sebastián Aracena, guitarrista que tocaba en la banda de Rulo y a quien, impresionada por su habilidad, invitó a participar de las grabaciones de “Norma”, el disco que por esos días de 2018 grabaría en Los Ángeles.

«Ahí invitó al Seba a tocar a su banda y se le ocurrió también invitarme a mí. La Mon pensaba que yo estaba muy ocupado con mi proyecto y no sabía si preguntarme, pero yo justo tenía muchas ganas de venirme a México», recuerda el bajista. «Entonces un día la Mon me manda un mensaje de voz por WhatsApp tipo Amigo, ¿te gustaría tocar en mi banda?. Yo la llamé y le dije que obvio que sí. Fue así de simple, muy loco».

Justo antes de emigrar a México, a fines de 2018, Rulo había grabado las cinco canciones que formación parte de “Precipicio” en Estudios del Sur, pero las circunstancias y la intensa agenda en vivo de Mon Laferte hasta antes de la pandemia le impidieron culminar el proyecto que finalmente vio la luz el 29 de enero de este año.

«Tuve que dejarlo mucho tiempo en stand by. Trabajamos algunas cosas a distancia con el productor Cristóbal Carvajal y en algunos viajes a Chile grabamos cosas que nos faltaban. Pero son canciones que vienen de los tiempos de “Vendaval” y es loco, porque para mí los temas ya eran un poco antiguos pero obviamente para la gente son nuevos», reflexiona el músico sobre el material, cuyas canciones (como la hermosa ‘Las Cartas’ o la intensa ‘Dispara’ junto a Mon Laferte) efectivamente recuerdan a su debut solista.

El ex bajista de Los Tetas presenta nuevo EP

Rulo. Foto: Cortesía

-¿Por qué era tan importante sacar este EP? ¿Qué significa este trabajo, “Precipicio”, para ti?

Rulo: Significa un paso súper importante. Es de alguna forma cerrar una etapa que comenzó con “Vendaval”. Ahora voy a empezar a producir mi propia música y pese a que estoy abierto a trabajar con otros productores, lo próximo que voy a sacar lo voy a producir yo mismo. Entonces siento que cuando uno saca un trabajo que cuesta mucho sacarlo y es un esfuerzo súper grande, es como una cierta graduación. Siento que al sacar “Precipicio” avancé un paso en ese sentido, ya pasé a otra etapa. Necesitaba sacar esta música que estaba pendiente, liberarla, que las canciones tengan su vida propia para poder ya sacar las otras canciones que incluso ahora ya son un poquito antiguas, porque las he estado haciendo en todo este tiempo.

-¿Te pesaba un poco tener las canciones ahí y no haberlas sacado?

Rulo: Sí, me pesaba. Me pesaba mucho. Entonces también es como un gran alivio. Estoy feliz porque como ya pasó un buen tiempo yo no tenía mucho en mente qué iba a pasar con las canciones. Mi objetivo era simplemente que naciera y que existieran. Entonces es súper bacán que haya salido y que esté teniendo buena recepción. Hay sorpresas también. Ponte tú, hay una canción que se llama ‘La Madeja’, que no la saqué como single pero en Spotify es la más escuchada de todo el EP. Entonces son sorpresas que uno tiene con las canciones. A veces uno tiene una idea de cómo guiar la cuestión y no necesariamente es así.

-En cuanto a las letras, las canciones son todas historias, como microcuentos muy intensos. ¿Eso tiene que ver con el tipo de música? ¿De dónde vienen esas historias? ¿En qué te inspiraste?

Rulo: Bueno, vienen mucho de las experiencias personales. No necesariamente las del momento. Igual, para mí las mejores canciones o las que más me llegan de mis temas son los que han salido de momentos bien angustiantes. Como ‘Dispara’, ponte tú, que salió de un momento así, de angustia. Pero al mismo tiempo, la canción fue como la terapia. Hice la canción y después me sentí mucho más aliviado, me sentí mucho mejor. Eso mismo me pasó con canciones como ‘Aguacero’ de “Vendaval”. Entonces hay por un lado una cosa muy de catarsis personal, pero también otros temas han salido de inspirarme en cosas que le han pasado a amigos. Pero de igual manera, por ejemplo para una canción del EP que se llama ‘Enemigo’, me inspiré en situaciones de varios amigos que han estado en pareja y han estado con problemas heavy al punto que se han vuelto enemigos de sus parejas. Entonces me inspiré en eso, pero aplicándolo a vivencias personales. Como que uno siempre ve lo que le pasa a los demás y de alguna manera lo relaciona con lo que ha vivido uno, se identifica y desde ahí han salido las letras. Entonces son experiencias personales pero también experiencias de gente cercana que a uno lo inspiran.

LITERATURA

-Que haya llegado la pandemia justo cuando tenías este material, ¿te produjo ansiedad? ¿Te pusiste a experimentar con cosas nuevas, por ejemplo?

Rulo: Ahora estoy produciendo yo mi propia música. Durante la pandemia me he desarrollado harto como productor, produje una canción de un músico peruano, estoy empezando a producir música de mi hermana mayor, que es cantante y tocaba en mi banda, en los conciertos grandes me hacía coros, pero ella nunca había sacado su material a pesar de que compone súper bien. Entonces estoy empezando a producir las canciones de ella, haciendo cosas con músicos acá de México, como un músico que se llama Anthony Escandón. Estoy haciendo hartas cosas como productor y empezando a producir mi propia música porque en este tiempo he escrito un montón de canciones.

-¿La idea es seguir lanzando material solista?

Rulo: Sí. Tengo como 13 canciones que quiero sacar, entonces voy a empezar a sacarlos como sencillos este año para al final sacarlo como un disco. Ya tengo una canción que la pienso sacar a fines de marzo. Se llama ‘Literatura’ y la estoy produciendo yo mismo. Estoy feliz porque el EP ha tenido súper buena recepción, a la gente le ha gustado, entonces siento que voy a reactivar con más fuerza mi carrera solista ahora que voy a sacar otros singles también.

-Hasta ahora en tu material solista ha habido una búsqueda por el lado de la música de raíz. Pero ahora que estás trabajando en nuevas canciones, ¿sigue por ese lado?

Rulo: Sigue en algunos temas. Tengo algunos vals, que todavía es el ritmo que me encanta para componer. Pero estoy ampliando un poco mi búsqueda. De hecho, el tema que voy a sacar ahora es una cumbia. Pero siento que casi todas las canciones que he hecho son de influencia latinoamericana. Siento que, de alguna forma, con “Vendaval” encontré una voz propia y desde ahí estoy empezando a componer en otros ritmos latinoamericanos. Tengo un tema que es como medio samba también, bosa nova. Tengo temas que tienen distintas influencias, pero siempre dentro de la música latinoamericana. Pero fue con “Vendaval” y con ese encuentro que tuve con la raíz chilena y latinoamericana, que encontré un lugar para mi voz y para mi manera de escribir. Y siento que desde ahí me estoy proyectando hacia otros estilos y otros lugares. Eso me acomoda mucho.

-Pensando en el futuro, he visto que las redes sociales de Los Tetas se mantienen con harto movimiento. ¿Hay alguna chance de un regreso o no está en los planes?

Rulo: Siempre está esa amenaza, cada cierto tiempo hablamos con el Cristián (C-Funk) de que tenemos la intención de sacar algo del disco que quedó stand by y hacer cosas. Pero también la contingencia no nos ha ayudado mucho. Además que estamos en países distintos. Pero están las ganas. O sea, yo igual echo de menos tocar bajo funk, echo de menos el groove y todo eso. No se han alineado los astros, pero no estamos cerrados a que eso ocurra con el Cristián. Cada cierto tiempo hablamos y es como Oye, reactivemos la cuestión. Ya, dale, veamos cómo. Pero la vida sigue. Así que por ahora no hay nada concreto que contar, pero la posibilidad está.

-Me quedé pensando en cómo te sumaste a la banda de Mon y en el hecho de que así te fueras a México. ¿De verdad fue tan espontáneo?

Rulo: Es que con la Mon todo es muy así. Ponte tú, cuando me invitó a Viña pasó que estábamos en uno de estos carretes musicales en Santiago, pero la Mon no podía venir porque estaba de jurado. Estaba aburrida allá, quería estar carreteando con nosotros y la cuestión, y yo estaba con Jalil en Santiago hablando por teléfono con ella. Estábamos tocando y todo. Y ahí la Mon dice Oye, y por qué no invitamos al Rulo al Festival. Como dos días antes. Yo obvio que dije que sí, pero fue todo muy así, todo muy espontáneo. Y bueno, ahí nos vinimos. Ha sido el medio cambio de vida, la media aventura. El 2019 fue una locura, todo lo que viajamos, tocamos. Después vino el estallido. Bueno, han sido un par de años muy intensos. Demasiados cambios, pero yo estoy súper contento. En el fondo siento que todos estos cambios se han generado desde que salió “Vendaval”. Siento que desde que salió ese disco yo cambié un poco como músico, ahora me siento desde otro lugar. Desde un lugar mucho más desde la raíz latinoamericana, con otras influencias, y eso siento que me da un piso mucho más firme. Y han pasado cosas, o sea ha cambiado mi vida musical gracias a eso.

Puedes seguir a Ignacio en Instagram
Puedes seguir a Rulo en Instagram y Spotify


Periodista. Director de Melómanos Magazine (@ignaciosilvva).

TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario