Paracaidistas – Paracaidistas EP

El proceso de fraguado de varios proyectos está llegando a su fin y con ello empiezan a florecer EPs y discos de largaduración que pasarán a engrosar poquito a poco un nuevo panteón de bandas jóvenes a las que seguirles el paso. Paracaidistas -de hecho- libera su primer trabajo como tal en un formato directo, ganchero pero que acusa cierta asincronía en su traducción del en vivo a la versión de estudio.

La interpretación que se hace tras los controles sobre las canciones las hace variar bastante. Esto se verifica fácilmente realizando el simple ejercicio de revisar en YouTube cualquier video de sus presentaciones en vivo; ahí notaran el ánimo desatado y estilo sucio y totalmente estridente que poseen. Un cruce a medio paso de lo bastardo entre melodías instantáneas con guitarras chirriantes.

Al darle play al EP, en cambio, lo que predomina es algo más limpio. Las melodías siguen siendo instantáneas y de hecho se potencian, pero tal vez -sólo tal vez- a la globalidad no le hubiese venido mal un poco de esa tosquedad que, por lo demostrado hasta la fecha, a la banda no le falta. Lo bueno es que tiempo para corregirlo o balancearlo hay mucho y lo demás, como veremos, funciona bastante bien.

La facilidad para crear ganchos melódicos es infalible: no tararear inmediatamente ‘McDonald’s’ o ‘Respeto Público’ es imposible. La interacción entre las voces de los vocalistas hace ganar a los temas, retrotrayéndose a esa inmediatez del pop en español o a lo que hacían bandas como Red Kross en 1990. ‘Jardinería Del Mar’ es melancolía sintetizada dando a conocer que el grupo no solo sabe hacer hits, sino también canciones donde reposar. Será en ‘Si yo no sé’ donde la ambivalencia sonora de la banda se deje notar con más fuerza, haciendo de esta una versión que sale algo mal parada ante su contraparte en vivo; no obstante, como decíamos anteriormente, ello no enturbia la buena composición, solo la deforma un poco.

En el apartado lírico, como en los videos que derivan desde la obra, el imaginario es uno acorde con los intereses y la vitalidad del grupo; uno donde el sexo y el amor pasan a formar parte de historias hilarantes que no se adentran mucho en el terreno de la seriedad. A lo más podremos encontrar algo de melancolía, no obstante es la desfachatez, lo lúdico y –recalquémoslo- lo jocoso de las letras lo que protagoniza estas canciones que vienen a dar inicio a una discografía que promete.

¿Y Ahora qué? Pues la búsqueda de un sonido definitivo, que puede llegar a ser un camino bastante largo de recorrer, pero que seguro se terminará dando con el bagaje, los cientos de tocatas y la seguridad derivada de las mismas. Por otra parte la cosecha de coros instantáneos y pegajosos parece ser un activo que ya tienen dominado. Y, bueno, componer canciones que se puedan quedar con tal naturalidad nunca es trabajo fácil. Punto para Paracaidistas, aunque aún queda mucho partido por delante.

Foto: Rodrigo Ferrari


Me gustan las canciones tristes (@panchosintuiter).

TE PUEDE INTERESAR

  1. […] años después de eso y del EP homónimo con el que debutaron (lee nuestra reseña en este enlace), la banda está de vuelta dando pistas del que será su primer trabajo de […]

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *