Alex Anwandter: El mejor de Chile

Alex Anwandter: Lanzamiento disco “Latinoamericana”
Jueves 22 de noviembre, Teatro Caupolicán
Fotos: Natalia Lafuente

Todos los que hemos visto a Alex Anwandter en vivo alguna vez sabíamos perfectamente a lo que íbamos anoche, y nadie lo puede negar. Apenas compramos las entradas fuimos advertidos y aún así aceptamos la invitación; aceptamos porque resultaba imposible perderse la oportunidad de ver nuevamente al artista sobre el escenario y superar todas las expectativas en un show que, sea como sea, se sumará a la lista de los mejores del año.

Decir “muy bueno” queda corto para explicar cómo fue el lanzamiento de su último álbum “Latinoamericana”, y aquí frente al computador -sufriendo todo lo que se llama depresión post concierto (muy real)- sigo tratando de ordenar mis ideas sin apelar a lo maravilloso que el músico es (también muy real). Porque a minutos de haber terminado el encuentro, a las afueras de un Teatro Caupolicán llenísimo de fanáticos, el estómago seguía revuelto por la emoción.

El concierto tuvo de todo y más: entre llanto, pena y euforia colectiva, el chileno recorrió gran parte de sus más de diez años de trayectoria, incluyendo temas de sus pasados “Rebeldes” (2011) y “Amiga” (2016) como también los infaltables de Odisea y Teleradio Donoso. Más de dos horas y media de un repertorio romántico y totalmente emo -a estas alturas ya conocido- que da lo mismo cuantas veces se interprete, nunca serán suficientes.

AlexAnwandterCaupolican1_mlns

Con un sonido impecable por parte de la banda, una puesta en escena trabajadísima y una habilidad innata para conectar con el público, Alex ofreció una jornada de puro sentimiento y complicidad. Los acordes iniciales eran mortales, esos que quebraron corazones con ‘Manifiesto’, ‘Tormenta’ y ‘Shanana’, y que hicieron saltar a los asistentes con ‘Cómo puedes vivir contigo mismo’ y ‘Cordillera’.

Aunque hubo dos momentos que se convirtieron, indudablemente, en los highlights de la noche: la participación de Gepe, Javiera Mena y Miranda!. Sin ninguna preparación, el artista agarró desprevenido al público para interpretar un desgarrador ‘Sol de invierno’, el clásico de Javiera cerca del 2006, seguido por ‘Tatuaje’, casi un himno adolescente del protagonista del evento. Más adelante llegaría el dúo argentino, quienes además de tocar canciones de su propia autoría, coronarían la fecha con un incendiario ‘Siempre es viernes en mi corazón’.

AlexAnwandterCaupolican2_mlns

Así, la calidad musical y performativa fue asombrosa. Ni siquiera sé qué palabras correctas usar para explicar cómo Alex ha permeado cada dimensión de su proyecto y ha hecho de sus historias lugares comunes, de resistencia y profundamente latinas. Controlando cada movimiento -tanto en producción como en sonido- Alex rompió límites cuando no lo creímos posible, incluso con su reciente placa que, si bien no supera en popularidad a sus trabajos anteriores, conquistó a su fanaticada. Claramente, en vivo es otra cosa.

La experiencia de alto nivel queda sellada, una vez más, en San Diego #850, y sus imágenes -hoy atesoradas en el recuerdo- son múltiples: por un lado, la postal de un íntimo Alex manejando los silencios junto a un tibio piano, seguida inmediatamente por una cúpula teñida de colores, bailes y aplausos en medio de ‘Amar en el campo’. Sin duda alguna, no era para menos.

AlexAnwandterCaupolican3_mlns


TE PUEDE INTERESAR

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *